Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca

Si quieres participar en los espacios para el lector de Diario de Navarra, envíanos tus cartas o fotos

Normas de participación Envía tu carta

Tamburri, 'Billete hasta el fin del mundo'

06/04/2017Raúl Fernández Bermejo

“Billete hasta el fin del mundo” es el último libro que mi amigo y compañero Pascual Tamburri Bariain me ha regalado hace menos de un mes y medio. Es un libro que versa sobre la historia del ferrocarril transiberiano; una historia que Pascual sentía cercana a mi persona pues conoce que procedo de familia de ferroviarios de cinco generaciones.

Vino a verme el pasado 16 de febrero porque estoy convaleciente. José Manuel no pudo venir con él ese día. El azar o el destino quiso que el IES Marqués de Villena de Marcilla nos uniera y nos convirtiéramos no solo en compañeros de trabajo sino en amigos, en grandes amigos. Así es, me niego a pensar o escribir en pasado. No lo puedo creer todavía. Amigo de sus amigos en potencia y acto, no ha escatimado nunca su tiempo ni su intelecto en compartirlo con todos. Ha sido un auténtico caballero renacentista en su formación, en sus formas y sus modos. Incluso tratándose de sus enemigos, que no han sido pocos y en algunos ámbitos hasta los hemos compartido o sufrido juntos, siempre se ha situado en una clase y nivel de verdadera “auctoritas” en el sentido latino de la palabra; lo cual descolocaba a cualquiera. Pascual ha sido simplemente brillante, el mejor de todos nosotros como lo han definido otras personas que también le han conocido bien. Porque el ser humano más allá de ideologías es persona, ser humano y aunque él siempre ha huido de ser políticamente correcto, puesto que no lo era, y “a mucha honra” como él mismo diría; en toda relación humana y ámbito ha sido el más humano, cercano y bueno de las personas que conocemos.
Por ser una persona brillante, con espíritu emprendedor y luchador marchó este curso a Estrasburgo, para ejercer su magisterio en el corazón de Europa. Quería imbuirse de la educación europea para luego sembrarla en las mentes de sus alumnos navarros. Su vocación universitaria y su intelecto nos los ha regalado a sus amigos y enemigos, a sus compañeros, y a todos los estudiantes que han tenido el privilegio de vivir su “magisterio”. Si con alguien quisiera tomar un “billete hasta el fin del mundo” sería con él. Aquí le seguimos esperando, porque me niego a despedidas. Sabemos que no nos fallará nunca.

Selección DN+
Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
Buscar otras cartas


Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+