x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca

Si quieres participar en los espacios para el lector de Diario de Navarra, envíanos tus cartas o fotos

Normas de participación Envía tu carta

Sobre Estella y su plaza de toros

15/04/2019Gustavo Alegría Santamaría

Desde la Federación Taurina de Navarra, entidad que agrupa a dieciocho asociaciones taurinas, queremos mostrar nuestro total desacuerdo y malestar por la medida de utilizar el coso de la histórica Plaza de Toros de Estella (1917) como “pipicán” y zona de esparcimiento para perros.

Esta medida, impulsada por el alcalde de la ciudad de Estella, señor Leoz Garciandía, convierte este espacio, para nosotros los aficionados, cultural e histórico en una zona donde los perros van a hacer sus necesidades.

Consideramos una falta de respeto y un despropósito este nuevo uso que, desde este pasado lunes día 9, se está haciendo de la plaza de toros.

A los problemas de seguridad que esta medida pudiera generar, como el libre acceso a la plaza de cualquier persona, el poder deambular por ella, acceder a los tendidos, perros que puedan salir a la vía pública, etc. se suma el deterioro de la arena y de las tablas por los orines de los perros.

Con la implantación de este “pipicán” y zona de esparcimiento, se conduce inexorablemente a un agravamiento del estado de la plaza de toros, que la va a hacer impracticable cuando haya que celebrar festejos en ella. Objetivo este de deteriorarla, y que no pueda darse corridas de toros y vaquillas, que tanto gustan a los estellicas, el que subyace en esta medida tan inapropiada. La verdad, vaya por delante.

¿Alguien se imagina que se abra la Monumental de Pamplona o Las Ventas de Madrid para que los perros se paseen por el ruedo y hagan sus necesidades en un burladero, por poner un ejemplo?
Desde el órgano federativo consideramos que este coso histórico, donde hemos visto crear arte al maestro del rejoneo Pablo Hermoso de Mendoza, embajador de la Ciudad del Ega, necesita no utilizarlo de “pipicán”, sino de una inversión para rehabilitar el edificio. De esta manera, podríamos tener un espacio donde celebrar más actos, todos ellos, dentro del ámbito cultural y darle un mayor uso al que actualmente se le da.

Por todo lo anteriormente expuesto, mostramos nuestro más unánime rechazo a esta medida. Y exigimos respeto. Respeto a nuestros aficionados y aficionadas, respeto a todos los profesionales que se juegan la vida cada tarde, respeto a un edificio histórico, respeto a una tradición, respeto a una sensibilidad, respeto a una cultura, respeto a la tauromaquia, respeto a algo nuestro, respeto a algo de Estella y su historia.

Gustavo Alegría Santamaría, presidente de la Federación Taurina de Navarra y de la Asociación Taurina “Nuestra Señora de Legarda” de Mendavia.

Selección DN+
Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
Buscar otras cartas


Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+