Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Si quieres participar en los espacios para el lector de Diario de Navarra, envíanos tus cartas o fotos

Normas de participación Envía tu carta

S.O.S calle Amaya

  • Rocío Huarte Arregui
26/06/2020
¡Pero qué cisco hay organizado en la calle Amaya! Demencial decisión del Ayuntamiento, para la circulación y los vecinos de la zona. Por motivos familiares, acudo cada día hasta las inmediaciones de la citada calle y alucino. Observo atónita la aglomeración de coches en fila de a uno y veo como los laterales, con jardineras y bancos, se ríen de los peces de colores: nadie pasa o circula y menos, se sienta al solecito entre el ruido y humo de los cientos de coches, que circulan en hora punta. Los bolardos, muchos de ellos ya dañados por el golpe de los camiones a la hora de maniobrar, hacen difícil la incorporación a la citada calle desde Arrieta y que decir de la calle Leyre, menudo enjambre de coches en la zona de carga y descarga y reservados del Hotel Leyre. Está visto que lo de la “amabilización” en la ciudad no es cuestión de peatonizar o reducir carriles de coche y mucho menos, del color político de la institución. Además, el segundo ensanche es barrio de mayores y de personas con movilidad reducida, que necesitan del coche para desplazarse y que en consecuencia, requieren de alguna plaza de aparcamiento –cuestión de minutos- para poder ser recogidos/dejados en sus portales. La carga y descarga también ha desaparecido y los repartidores se las ingenian para aparcar entre las jardineras y bancos y así, poder realizar su trabajo; me imagino que también estarán contentos. Un semáforo a la altura de Arrieta podría agilizar algo las colas que se forman y desesperan a los conductores sin preferencia de paso, pues incorporarse a la calle Amaya es misión imposible. ¿Por qué modificar trazados que no dan problemas? ¿Dónde han quedado todas las plazas de aparcamiento vecinal? Desde luego, si Pío XII nos pareció un horror, Amaya le sigue de cerca y promete ser – seguramente ya lo es- un auténtico calvario para sus vecinos.
Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
Buscar otras cartas


volver arriba