Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Si quieres participar en los espacios para el lector de Diario de Navarra, envíanos tus cartas o fotos

Normas de participación Envía tu carta

Mi médico de familia me salvó la vida

  • Natxo Afra Elía
06/04/2021

Me llamo Natxo y voy a cumplir 65 años en breve. Y pensarán ¿por qué indicar la edad? Lo entenderán pronto porque está muy relacionado con mi relato. Llevo una vida normal, anodina diría yo. Me prejubilé y pasé de vivir para el trabajo a vivir para mí. Cuando dejas de estar en la vorágine de todo el día trabajando el tiempo parece que se multiplica, seguro que muchos entienden lo que digo. Me dedico a andar y cuidarme, más o menos..., y como gran parte de la población soy de los que piensa que, en lo relativo a salud, siempre está todo bien. Que te duelen las piernas, bah! será la edad, cansancio, .... que te duele el estómago, bah! ... algo me sentó mal, y así podríamos enmascarar cualquier dolencia para no reconocer que cumplimos años y que, por qué no, algo puede andar mal.

Así fue como en una revisión con mi médico Begoña Cano, del Centro de Salud de Burlada sucedió la naturaleza de esto que nos ocupa. Llevaba un tiempo que me dolían las piernas, estaba cansado y hasta tenía un dolor abdominal que las últimas noches no me había dejado descansar. En principio lo iba a dejar pasar, pero en un momento dado durante la revisión se me ocurrió decirle esto último a Begoña, no sé muy bien por qué, porque perfectamente podía no haberlo hecho, pero lo hice.... (...). Ella es una médico excelente y quien tenga la suerte de conocerla me dará la razón. Se le dispararon las alarmas y su profesionalidad me salvó la vida. No le gustó lo que notó en mi reconocimiento y me pidió una prueba de urgencia, una ecografía. Sí, una ecografía que me hicieron a los 5 días exactos después de esa consulta. Una ecografía que me derivó a urgencias y que sólo tres horas después me tenía en el quirófano.... aneurisma abdominal. El cirujano que me intervino fue muy contundente: “cinco minutos más y no te hubiéramos podido salvar la vida”. Impresiona ¿verdad? Esta es mi historia, resumida porque todavía estoy recuperándome de todo este cuadro médico. Esta carta es para mostrarle mi agradecimiento porque gracias a ella hoy puedo escribir esto. Reflexión, nuestro cuerpo nos manda alertas, hagámosles caso porque pueden ser la diferencia entre estar vivos o no. Gracias Begoña Cano Vallés, y, por supuesto, gracias al equipo que se hizo cargo de mi operación: al doctor Leopoldo Fernández Alonso, y a todo el personal sanitario que ha contribuido a que hoy me esté recuperando satisfactoriamente.

Natxo Afra Elía

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
Buscar otras cartas


volver arriba