x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca

Si quieres participar en los espacios para el lector de Diario de Navarra, envíanos tus cartas o fotos

Normas de participación Envía tu carta

Menores extranjeros no acompañados

10/07/2019Alberto Sanado P.

Estos últimos días leemos noticias en prensa sobre menores inmigrantes no acompañados, esos que llaman MENAS, y los problemas de convivencia, cuando no de delincuencia, que están generando en nuestra ciudad. Sorprende comprobar la cantidad de experiencias negativas que muchos vecinos y conocidos han podido vivir con estos menores, a menudo relacionados con acoso machista a sus hijas, y la nula respuesta o explicación que obtenemos de las autoridades encargadas de su acogimiento y tutela. Parece que su número se ha incrementado en los últimos meses, y algunas noticias provenientes del Gobierno en funciones así lo anunciaban, orgulloso por esta muestra de la solidaridad navarra con los desfavorecidos. Este es un amparo decidido desde el Gobierno de Navarra, no sabemos en qué medida condicionado por el Gobierno central, para aliviar a otras comunidades donde se agolpan muchos de estos menores procedentes de Marruecos en su mayoría.

Lejos de discursos maximalistas donde solo caben posicionamientos radicales a favor y en contra de estas medidas de acogimiento, nos preguntamos si lo que estamos haciendo no se podría gestionar mejor. En primer lugar, entendemos que deberían existir criterios unificados de acogida, con estudio individualizado de cada caso: ¿han sufrido en su país persecución, violencia, hambre o abandono? ¿Son por el contrario niños con sus padres perfectamente identificados que se han escapado de casa? ¿Responden a un efecto llamada que promete vida sin responsabilidad, buen vestido, paga mensual y todo tipo de servicios a su disposición? En segundo lugar, las asociaciones o servicios sociales encargados de la tutela con cargo a los presupuestos que se les asignan deberán ser instruidos sobre los objetivos de la acogida y medios para obtenerlos. A todos nos parece obvio que esta labor no puede limitarse a tenerlos en una casa, vestirlos, darles de comer y ofrecerles una paga mensual para sus gastos; y todo ello hasta que cumplan la mayoría de edad y sin ninguna obligación para ellos. Deberán definirse si no las hay ya rutas de educación y estudio obligatorios, con acompañamiento que permita en distintas fases asegurar que estos menores se integran en nuestra sociedad y se responsabilizan ante ella. Y si su respuesta no es la adecuada, deberemos abordar valientemente su separación de los planes de acogida. Pedimos enfrentar el problema con transparencia, sin prejuicios de ninguna clase. Una sociedad responsable, sensible como la nuestra ante la desigualdad y el desamparo, debe ser también exigente con los que no la respetan. (...) Rogamos a quienes desde sus cargos públicos han de ocuparse que se pongan con urgencia manos a la obra, y que informen a todos sobre sus conclusiones y propuestas.

Alberto Sanado P.

Selección DN+
Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
Buscar otras cartas


Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+