x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca

Si quieres participar en los espacios para el lector de Diario de Navarra, envíanos tus cartas o fotos

Normas de participación Envía tu carta

Las falacias de Skolae

10/10/2019Gerardo Castillo Ceballos

“Una falacia es un engaño o mentira que se esconde bajo algo, en especial cuando se pone de manifiesto su falta de verdad”. (Diccionario de la Lengua). Tiene especial gravedad cuando ocurre en el ámbito educativo. Un ejemplo actual es el de inventarse una asignatura de supuesta educación sexual, sin ninguna base científica, e incluirla por motivos ideológicos en el currículum escolar con carácter obligatorio. Me refiero a Skolae, una reciente iniciativa del Gobierno de Navarra. Con la coartada de una idílica “igualdad” se pretende adoctrinar a los alumnos desde la primera infancia mediante juegos eróticos. Desde los primeros años se les plantea si son y si quieren ser niños, niñas u otras cosas. Se les pregunta por su identidad sexual a unas edades en las que creen que un lobo se comió a la abuela de Caperucita Roja. ¿Habrá que incluir este rasgo en los tratados de Psicología evolutiva?

¡Fuera máscaras! El plan Skolae es simplemente una estrategia para introducir la ideología de género en las inocentes e indefensas mentes infantiles. Sus autores, ¿escucharon a los padres de familia antes de elaborarlo? ¿Respetaron el criterio de los profesores que no eran partidarios de implantarlo? No y no. Lo impusieron y presionaron a los colegios en cuyo ideario no figura modelar a los alumnos por motivos ideológicos. El derecho preferente de los padres a elegir el tipo de educación para sus hijos es un derecho primario de la persona. Está incluido en la Declaración de Derechos Humanos. También está recogido en la actual Constitución española. El artículo 27.3 se refiere al derecho de los padres a educar a sus hijos según sus propias convicciones morales.

Los padres tienen el deber de desenmascarar los camuflados intentos que realiza el poder político para privarlos de su derecho a la educación de sus hijos con el fin de suplantarlo por el suyo. Y el Defensor del Menor, ¿puede permanecer mudo ante una corrupción de menores? Reconozco que es una tarea difícil. “Se puede luchar contra la ignorancia, la intolerancia y el fanatismo si vienen por separado, pero no si vienen juntos” (William Faulkner).

Gerardo Castillo Ceballos, doctor en Ciencias de la Educación

Selección DN+
Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
Buscar otras cartas


Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+