Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Si quieres participar en los espacios para el lector de Diario de Navarra, envíanos tus cartas o fotos

Normas de participación Envía tu carta

La Atención Primaria que necesitamos y merecemos

  • Maite Ayarra Elía
31/07/2020

- Me gusta ir a consulta de mi médica cuando yo quiero, cuando tengo mal día, si me disgusto por algo, si estoy nerviosa. Mi médica me escucha, me tranquiliza, solo con ir me siento mejor, cuando lleva retraso le noto nerviosa. A veces me pregunta “¿qué hay hoy de nuevo, María? Y no tengo nada nuevo, solo que me apetecía hablar un rato ”. Hoy me ha dicho “María ahora no te puedo atender, tengo una urgencia”, después de 60 minutos ha vuelto, se le veía cansada. Estábamos 8 personas esperando.


- Otra vez el lumbago. Tendré que pedir cita para la receta del dolor. Llevo una hora esperando porque la médica ha tenido una urgencia. No le voy a decir que vengo solo a por la receta, le diré que me duelen los riñones y ella me dirá eso de “pasa a la camilla, te duele aquí, te duele allá” y yo solo quiero la receta.


- Me han dicho que esta médica es maja pero he ido y casi ni me ha mirado, se le veía nerviosa, no me he atrevido a decirle que a veces si mi marido se enfada, paso miedo en casa...


- Hoy mi padre se ha puesto malo, he llamado al 112 y pasado un rato han venido médica y enfermera, apresuradas, se han disculpado por venir tan tarde, le han atendido y llamado a la ambulancia. Ese rato ha sido muy malo, necesitaba que alguien nos atendiese pero la médica y la enfermera estaban ocupadas…


Este relato es una mañana cualquiera. Nada es irreal. En Primaria atendemos problemas de salud y problemas de la vida, malestares naturales y enfermedades o situaciones graves. Conocemos y queremos a nuestra población. Conocemos las diferentes formas de expresar los malestares y de utilizar los servicios sanitarios. Un dolor de pecho puede ser un infarto, ansiedad, tristeza, una discusión familiar y todos los motivos son reales para quien los sufre pero no todos los motivos deben ser abordados de la misma manera, ni con la misma prioridad, por un sistema sanitario público que debe velar por la equidad, que todas las personas puedan recibir los servicios que necesitan para mejorar o mantener su salud. Es la Sanidad que queremos la que debemos conseguir o es la sanidad que necesitamos. Son décadas de mezclar ambos conceptos y ahora es difícil cambiar pero se hace necesario.


Atención Primaria, incluida la atención urgente, estaba herida antes de la pandemia Covid. Nos sigue moviendo el interés genuino por la población, nuestra actitud de servicio, pero necesitamos un apoyo real, no simbólico, de nuestros gestores dotándonos de recursos necesarios para ofrecer una atención de calidad. Dado que los recursos son limitados, población y profesionales debemos valorar qué preferimos, una atención que responda a nuestras necesidades de salud o a nuestros deseos de ser atendidos en cualquier momento por cualquier motivo. Desde el propio sistema sanitario, hemos cultivado la inmediatez, las píldoras para todo, para adelgazar, para la felicidad, para los nervios. Una población más envejecida, con más enfermedades crónicas, obliga a cambiar el modelo de atención. Cuidar la cronicidad, dar atención domiciliaria a los más vulnerables, acompañar el final de la vida, estar atentas a señales de violencia de género, reconocer la gravedad, etc, requiere un esfuerzo de gestores dotando de recursos, de profesionales motivados y de solidaridad haciendo un uso adecuado de los servicios..


Profesionales mostrando nuestras diferencias públicamente puede ayudar a generar debate, ojalá nos lleve a mejorar y no genere desencuentros. Es necesario no cerrar en falso porque nos asuste el cambio, evitemos generalizar críticas a profesionales cansados pero que seguimos esforzándonos en un clima de incertidumbre. Tal vez sea más positivo y eficaz poner la mirada y el énfasis en lo que realmente necesitamos: más recursos en Primaria y creer que el cambio es posible.


Una Atención Primaria sostenible nos implica a todos: gestores con recursos, población y profesionales de la salud. Son tiempos de luchar por la atención Primaria que necesitamos y que nos merecemos.


Maite Ayarra Elía
, Especialista en Medicina Familiar y Comunitaria y Médica del Equipo de Atención Primaria de Huarte.

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
Buscar otras cartas


volver arriba