Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Si quieres participar en los espacios para el lector de Diario de Navarra, envíanos tus cartas o fotos

Normas de participación Envía tu carta

Herencia

  • Luis Cabaneiro Santomé
30/07/2020
Años de trabajo pagado a veces con dinero a veces con maltrato, siempre rápido como se espera de un trato en la calle. Ahora, pasado el tiempo, buscas atrás pero no encuentras nada bueno aunque lo intentas sin descanso, por eso vuelves al lugar de encuentro donde quedabas cada noche con tu trabajo por si a caso entre tanto dinero hubo algo de amor. Cuando llegas a la esquina esperas a que llegue ese recuerdo que demuestre que no es verdad que no posees de toda una vida ni un solo recuerdo amable ;esperas durante horas, rememoras una y otra vez tu vida pero acuden recuerdos que te hacen daño y por eso no insistes. Vas a marchar cuando a lo lejos ves una niña llorar, te acercas y le preguntas por qué llora así una niña tan guapa ;poco a poco recuerdas cuando una tarde una mujer se te acercaba, te miraba y te decía, por qué lloras niña, por qué llora así una niña tan guapa; nunca supiste qué le pasaba hasta que ahora descubres con nostalgia lo que buscaba, la herencia de la calle, la única mano de la esquina de tacto agradable, que permanece a buen recaudo hasta que otra mujer necesita de ella, el único momento en que la mujer de la calle regresa de nuevo al lugar de trabajo, al encuentro bajo la lluvia con la niña que llora y demuestra, mujer, que no siempre pasaste de mano en mano, que un día fuiste consuelo de una niña atormentada que no te miró como ellos te miraban, te miró tan bonito como solo se mira a una madre.
Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
Buscar otras cartas


volver arriba