Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Si quieres participar en los espacios para el lector de Diario de Navarra, envíanos tus cartas o fotos

Normas de participación Envía tu carta

Es necesario estar a la altura

  • Ángel Moracho Jiménez
02/08/2020

Aunque el resto de los mortales intuyamos algo, el caso es que España y la capacidad de sus políticos en Europa como comisarios y delegados se enfrentan a la mayor carrera de fondo para salvar los próximos veinte años, de un país como España que hasta ahora ha salvado los muebles de intervenciones económicas. Los partidos capacitados y sus figuras en las mesas donde se está debatiendo el alcance y cuantía de las bolsas de ayuda para la recuperación frente a la crisis pandémica están o deben de trabajar en modo on hasta el final de sus fuerzas. Estamos ante el mayor reto político de los últimos cien años. Casi siempre, los puestos en Europa han sido de privilegio, poco adoctrinados y nada acusados debido a la falta de movimientos bruscos en cuanto a cupos y tejido social europeo. Se emplaza una etapa donde solo aquellos, las mesas negociadoras más preparadas, deben de luchar por convencer y estructurar a niveles europeo, la credibilidad de que España como nación debe en su recuperación. Quizás este impás de ventana para mostrar las posibilidades, tanto tecnológicas como sociales, nos ayude a recuperar una posición perdida dentro del marco europeo. Depende de los consorcios, de los acuerdos entre bambalinas, de las capacidades de nuestros políticos en Europa, llegar a conseguir nuevas alianzas, puentes de confianza que nos aseguren el resurgir como país. La imagen deteriorada en extremo del gobierno actual debe de ser anulada por la capacidad de las personas para luchar por el bien común de su país. En una rampa de crecimiento a cinco años, podríamos equilibrar la deuda y empezar a emerger. Los mensajes de los halcones europeos y de cualquier economista son claros, reducir gastos de todo tipo algo que el gobierno actual promociona en sentido contrario. Al margen de esta pandemia, nuestra posición en Europa lleva tocada hace mucho tiempo, ya que no hemos sabido defender nuestros productos recursos y cómo integrarlos dentro del marco europeo de consumo. Las mesas de distribución deben de estar ligadas directamente a los ministerios dependientes y por ende a los recursos de las regiones que al final son los necesitados de los acuerdos en unos u otros sentidos. Se avecinan tiempos de control y recesión donde los poderes fácticos de la economía deben de dar un tiempo a la recuperación y ayudar a ella pensando que el futuro pueda devolverles lo no ganado ahora. Mientras, los equipos de oposición preparada deben de estar a la altura, en una lucha sin cuartel para mostrar qué cualidades y oportunidades puede dar España a corto medio plazo, ya que solo así podremos salir de la peor recesión vivida.

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
Buscar otras cartas


volver arriba