x

Nos gustaría enviarte las notificaciones para las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca

Si quieres participar en los espacios para el lector de Diario de Navarra, envíanos tus cartas o fotos

Normas de participación Envía tu carta

El alto coste de los parlamentarios forales

11/02/2019​​​​​​​Luis Javier Crespo Posadas

Vaya por delante que no estoy afiliado a ningún partido o grupo político de los que existen. Es decir, soy un simple ciudadano navarro que mide a todos los partidos y sus cargos electos “con el mismo rasero”. Un ciudadano que paga sus impuestos y que desea que los mismos sean dedicados a la buena marcha de nuestra Comunidad y, sobre todo, a que la misma sea lo más próspera posible dentro del mundo.

Sin embargo, me quedé muy sorprendido y hasta cierto punto “mosqueado” por lo que leí el pasado día 26 de enero en este Diario en una información donde se publicaban los sueldos de los parlamentarios forales navarros durante el año 2018. Personalmente, no he tenido relación directa más que con una actual parlamentaria foral con la que tuve unas entrevistas hace unos siete años por unos problemas de índole municipal. A otros 21 de los parlamentarios de los que aparecen en la lista publicada solo los conozco por aparecer en la prensa navarra con actuaciones o declaraciones más o menos afortunadas. Y me son totalmente desconocidos otros 30 -¿quizá sobren?-. En estos tiempos en que las economías familiares navarras están muy pero que muy ajustadas, en las que los ingresos por sueldos están justitas para llegar a fin de mes -ya seas trabajador por cuenta ajena, autónomo, profesional liberal y, no digamos, jubilado- resulta que nuestros parlamentarios forales gozan de unos ingresos anuales que, personalmente, creo “que son una bicoca”. Retribuciones que alcanzan la muy importante cifra de 2.597.338,35 euros entre todos ellos. Cobrar unos sueldos anuales que van desde 51.234,68 € hasta 65.037,13 € y que, además, para este año 2019 han decidido ya aumentárselo en un 2,25 %, (excepto la señora presidenta del Parlamento que ha optado por la congelación de su sueldo), creo que son unas cantidades que poquísimos de los navarros citados anteriormente lo lograrán, por muchas horas extraordinarias que metan en sus respectivos trabajos e, incluso, metiéndolas. Y muchos con jornadas de trabajo de 8 horas diarias o más. Haciendo muchos de ellos turnos de trabajo de mañana, tarde o noche, incluso en festivos. Como ciudadano de a pie, de los que parece que solo somos útiles a la hora de echar un voto en una urna cada 4 años, se me ocurrió pensar: ¿nuestros parlamentarios forales tendrían esos ingresos si siguieran desempeñando los trabajos que tenían antes de presentarse en las listas electorales? ¿Será por esos sueldos por lo que, según se dice en los medios, parece ser se pelean a la hora de ir “en la parte de arriba de las listas” de sus partidos?

Y va y resulta que unos días después, el día 2 de febrero, en este mismo Diario aparecen publicadas las subvenciones de los grupos parlamentarios y que alcanzan la exorbitante cifra de 2.800.000 euros al año. Subvenciones, dice el artículo, que son la principal fuente de financiacion de los partidos navarros. Pero bueno, ¿por qué los navarros tenemos que financiar de nuestros impuestos a los partidos políticos? Partidos, algunos, por los que el ciudadano común a lo mejor no tiene ninguna simpatía, ¡que los financien sus afiliados y simpatizantes! Que los financien igual que todos nosotros lo hacemos si eres socio de cualquier tipo de asociación, sea cultural, deportiva o recreativa financiando las actividades que la misma desarrolla. Y lo mismo pasa, por ejemplo, con la financiación de las comunidades de vecinos, de regantes, de congozantes y otras muchas asociaciones de cualquier tipo existentes en Navarra.

Por todo lo expuesto, que creo que puede ser compartido por muchos contribuyentes navarros, solicito públicamente que cualquiera de los parlamentarios forales presenten una moción en el Pleno del Parlamento para que sus sueldos sean equiparados, como máximo, al triple del salario mínimo interprofesional y sean anuladas las subvenciones anuales a los grupos parlamentarios. Estoy seguro que quien presente dicha moción es muy posible que consiga unos cuantos votos más para su partido o agrupación política...

Luis Javier Crespo Posadas

Selección DN+
Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
Buscar otras cartas


Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Ya soy DN+