Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca

Si quieres participar en los espacios para el lector de Diario de Navarra, envíanos tus cartas o fotos

Normas de participación Envía tu carta

Ciudadanos, pro convenio

17/04/2018Aitor Castañeda Zumeta

Una de las encuestas publicada en marzo por la agencia SyM Consulting y difundida después en este diario afirma que Ciudadanos (Cs) entraría en Navarra con cierta fuerza en las siguientes autonómicas, siguiendo su tendencia de desbancar al PP –en este caso hasta eliminarlo– y obteniendo entre tres y cuatro diputados. Hay quien se pregunta cómo es posible que un partido anti foral, que ataca el fundamento troncal de la existencia de Navarra dentro de España, podría lograr una penetración tan significativa en su parlamento, fruto a su vez del amejoramiento de una diputación que conservó desde 1841 sus peculiaridades tributarias y su cámara de comptos. La respuesta, fuera de que se cumplan o no las encuestas, es bien sencilla: Cs no alterará el convenio navarro. Si bien es cierto que desde que dejara de ser un partido catalán Cs no ha dejado de arremeter contra la fiscalidad diferenciada de las comunidades forales –tal vez porque en Cataluña dejaron pasar hasta dos veces la posibilidad de optar a un convenio como el nuestro–, basta leer en su discurso afirmaciones tan severas como que tal diferenciación es un invento nacionalista, supremacista e insolidario, creado para satisfacer anhelos secesionistas. En dos palabras: una ocurrencia del PNV. Supongo que Rivera ya sabe que el concierto económico vasco tiene 140 años, cuando el PNV a penas pasa de un siglo –es ilógico por tanto asociar el mecanismo de financiación con un invento aranista–. Lo mismo en Navarra, habida cuenta de que su convenio es aún más viejo que el vasco, y que ninguno de ambos emanan de la actual Constitución, piedra de toque de su discurso, sino que devienen de derechos previos a la Ley del 78, y que han sido refutados a su vez por todas las anteriores constituciones españolas, además de otras dos dictaduras, donde solo Vizcaya y Guipúzcoa perdieron, con Franco, sus conciertos. Se puede decir entonces que Navarra lleva casi 200 años con un sistema de financiación intacto, más otros 300 con una soberanía propia dentro de la Corona de España. Tildar su sistema como el invento de un partido que nació en el siglo XIX es, además de incierto, aberrante, amén de que su eliminación comporta que el Estado asuma recaudar impuestos que nunca ha manejado. La encuesta de SyM daba también a entender que de subir Cs y bajar Podemos, el cuatripartito se derrumbaría, de manera que la UPN podría volver a gobernar con el PSN y Cs. Evidentemente ahí reside la clave del éxito: el votante del PP desea un partido alternativo que tumbe el gobierno actual, y facilite la vuelta del constitucionalismo a Navarra, en este caso de la mano de la Unión, pro convenio sin tapujos. De todo esto se concluye pues que Cs asumiría en Navarra gobernar con el fuerismo, a cambio de desplazar a un nacionalismo vasco a quien curiosamente ahora apela para aprobar los PGE junto al PP. Todo sea por un protagonismo que ni las encuestas más positivas parecen darle a un partido que no tiene, parece, las ideas claras.
Selección DN+
Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
Buscar otras cartas


volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+