Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca

Si quieres participar en los espacios para el lector de Diario de Navarra, envíanos tus cartas o fotos

Normas de participación Envía tu carta

Diabéticos navarros por el mundo

11/01/2019Cristina Gil Llerena

Ser diabético tipo 1 ya es una faena en sí. Ser diabético tipo 1 en Navarra es todavía peor porque el Servicio Navarro de Salud se niega a financiar determinados medidores de glucosa que sí están subvencionados en el resto de España y que suponen una mejora considerable de la calidad de vida para un diabético. La guinda es ser diabético tipo 1 en Navarra y pretender estudiar en el extranjero (Erasmus) como cualquier otro joven. A simple vista parece de locos y nadie da crédito pero la realidad es esa. Lo peor de todo esto no es la incertidumbre de saber si tu hijo va a tener la medicación que necesita para llevar la vida normal que el servicio navarro de salud nos ha vendido desde su debut. Lo peor es la impotencia ante un sistema que te hace dar mil vueltas por su circuito y los engaños y burradas que tienes que soportar mientras mendigas unas recetas que te permitan acceder a la insulina vital para un diabético. No es una cuestión de cantidad, la dosis es la que es, no hay un mayor gasto ni cambios de ningún tipo. Lo único que se nos ocurrió solicitar es que en lugar de comprar la insulina mes a mes, nos permitieran adquirir la medicina prescrita para cuatro meses por adelantado con el fin de poder llevarla en una nevera al extranjero. Y hemos oído de todo. Desde que nos busquemos la vida para mandarla por transporte refrigerado (que lo hemos mirado y nos cuesta un dineral sin garantía de que llegue en buen estado) hasta que igual el mes que viene no la necesita ¡¿?! Y todo esto, pasando por todo tipo de consultas, departamentos y servicios que en lugar de intentar comprender y solucionar la petición lo que hacen es poner más pegas, intentar quitárselo de encima o incluso ni afrontarlo. En algunos departamentos no fueron capaces ni de atendernos. Puedo decir que lo único que sí ha funcionado ha sido mi Farmacia de confianza. Ellos sí han tenido el valor de dar la cara y la humanidad de proporcionarle insulina a mi hija. A ellos tengo que agradecerles que pueda estudiar en el extranjero sin importar su historial médico. Menos mal que el sistema lo controlan y gestionan personas en lugar de máquinas……

Selección DN+
Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
Buscar otras cartas


Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+