Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Si quieres participar en los espacios para el lector de Diario de Navarra, envíanos tus cartas o fotos

Normas de participación Envía tu carta

De piojos, virus y parásitos

  • Mario Varela Pérez
21/02/2021

No hace nada que España vivía años de hambre y piojos. No por voluntad propia uno se veía acompañado de los molestos piojos, pulgas e incluso las más que indeseables garrapatas también se sumaban a la fiesta. En formas diferentes y con razones dispares unos y otros se acoplaban para sacar de nuestros cuerpos su parte de la nutritiva sangre que les mantuviera vivos sin más trabajo que el de succionar a su antojo sin dejar nada a cambio más que la consiguiente picazón y la merma de la carga sanguínea en las oportunas victimas. Llego la higiene y con ella la practica eliminación. Ahora con la higiene en máximos, que curioso nos llega e COVID-19. Los virus también cuentan y este de qué manera. Pero este virus no va a ser el último mal al que tengamos que hace frente. Nos enfrentamos a algo que se está haciendo endémico. Quien no conoce a un vecino dispuesto a atacar las arcas de la s.s. haciéndose el manco en tiempo y forma de lo más descarado. No regatean estilos cual actor de teatro con tal de conseguir unirse a grupo de los honrados jubilados de forma anticipada a la fecha que por justicia le correspondería. El caso es quejarse, en demasiadas veces el médico entra al trapo proporcionando bajas a la medida que el fraudulento y falso enfermo le solicita. A estos les queda como anillo al dedo el sobrenombre de parásitos. Renegados del trabajo y cuanto más del sacrificio y no digamos de lo que es la honradez. Son demasiados a los que con estas trampas tenemos que dar cobertura injustamente en detrimento demasiadas veces de otros casos que si son merecedores de una justa atención. Todos estos parásitos listillos con los escrúpulos dejados a un lado en demasiadas ocasiones van a misa, y rezan sin ruborizarse lo más minino, parece que la conciencia la tienen educada según sus gustos y necesidades. Unos cínicos tramposos que no les da reparo en falsear datos con tal de salirse con la suya. Alguien debería de investigar tanto fraude y pararles los pies a estos listillos. 

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
Buscar otras cartas


volver arriba