La Hemeroteca

Si quieres participar en los espacios para el lector de Diario de Navarra, envíanos tus cartas o fotos

Normas de participación Envía tu carta

Cuando los regalos no son lo que realmente importa

19/12/2017Alfonso Echávarri

Volando. Se pasa el año volando y aunque sin nieve y sin esos fríos de antaño, las luces de las calles y la música del cava en televisión nos dicen que ya estamos en Navidad. Bien es cierto que cuesta encontrar algún Belén por los escaparates de nuestra ciudad, sometidos a la tiranía de las “Felices Fiestas”. Parece que nos da vergüenza sacar las figurillas de siempre con su portal y todo, y que nos hemos olvidado de lo que realmente estamos celebrando.


Pero bueno, estamos en Navidad. Quien más o quien menos se reunirá con la familia para cenar en Nochebuena alrededor de una buena mesa y las buenas intenciones irán fluyendo al ritmo de una copa más de buen vino. De las discusiones por la política o por el fútbol, hoy no quiero escribir por puro cansancio de hasta dónde puede llegar la tontería, el sinsentido y la sinrazón.


También emplearemos durante estos días cientos, miles de metros de papel de esos estampados de ‘noeles’, renos, copos de nieve o arbolitos, envolturas para los más variados regalos que pasearemos por las calles de nuestra ciudad y que después esconderemos en los lugares más recónditos de nuestras casas para que no sean descubiertos antes de tiempo. No soy de los que critican esta especie de terremoto de consumo a final de año, que hay muchas familias cuya economía depende de que se venda muy bien este o el otro artículo. Y con esto no se juega. El problema es que compramos por inercia, sin pararnos a pensar apenas que lo importante de un regalo no es tanto su contenido y lo bonito del papel que lo envuelve, sino que lo que realmente es esencial es la persona a la que queremos obsequiar. Dedicar corazón y tiempo para la sorpresa y la sonrisa de quienes más queremos. Ojalá la entrega de cada regalo fuese acompañada de unas pequeñas líneas escritas a mano, en un sobrecito pegado al lado de ese seguro lazo de colores. Ojalá esas pequeñas líneas dijesen algo desde dentro.


Pero no debemos olvidar que, para algunas personas, más de las que imaginamos, estos días no van a ser fáciles. Días tan cargados de recuerdos, llenos de personas que ya no están, pintados de situaciones complicadas y de la soledad no buscada como invitada a la mesa. Personas que no lo están pasando bien. No hace falta que viajemos a países lejanos para encontrarlas, sino que están aquí, entre nosotros. Algunas de ellas pertenecen a nuestras propias familias. Personas jóvenes y no tanto, ancianos y también niños. Mujeres, hombres, sin importar condición social, porque la tristeza y el sufrimiento no entienden de estas cosas. Personas que pasarán estos días al margen del deseo de un próspero Año Nuevo.


Algunas de ellas las vamos a conocer este año, la noche del 24 de diciembre. Algunas de ellas cenarán con nosotros y cantarán villancicos y jotas. Algunas de ellas, al menos durante unas horas, tendrán una familia en la cual sentirse acogidas. Algunas de ellas, durante Nochebuena, no se sentirán solas. Gracias a todos los voluntarios del Teléfono de la Esperanza de Navarra que hacen posible esta cena de Nochebuena en familia, y ya van diecisiete años. Gracias a Pedro y gracias a quienes de forma altruista esta noche renunciarán a estar con los suyos para servir con entusiasmo a esta nueva familia, para servir la mejor cena del año. Gracias también a los que colaboran desde el anonimato, sin ruido. Y gracias a los que forman parte de Gazteluleko, por estar ahí año tras año sin querer medallas por ello.

Alfonso Echávarri, director técnico de la Asociación Internacional del Teléfono de la Esperanza de Navarra.

Selección DN+
Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
Buscar otras cartas


Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+