x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca

Si quieres participar en los espacios para el lector de Diario de Navarra, envíanos tus cartas o fotos

Normas de participación Envía tu carta

¿Tu bici no, pero nuestros frutos sí?

10/10/2019Cristina Aguinaga Mendióroz

Aún a riesgo de las risas de amigos y compañeros urbanitas tengo que decirlo. Llega el inicio del otoño y la temporada para recoger los frutos que han ido madurando en árboles, parras y plantas durante el verano. Algunos producen casi sin generar trabajo. Otros requieren de podas, abonos, riego... Los frutos llegan de manera abundante si toca buen año o escasos o en peores condiciones las más de las veces. Pero a casi todos intentamos dar buen uso y consumo. Si podemos. Y es ahí donde llega la discusión con esos excursionistas que se creen que todo aquello que ven en sus paseos está a su disposición. En un tiempo en el que, con razón según lo veo, nos hemos escandalizado en la comarca de Pamplona ante la sola idea de que uno de sus titulares cierre una parte del monte San Cristobal-Ezkaba, de la base a la cima, y corte el paso a viandantes y ciclistas, eso nos piden los que, sin asomo de remordimiento ni pensar en el otro, llenan bolsos y cestos con esos frutos que esperamos recoger.

“¡Como no está vallado! ¡Pues ciérralo!”, suelen responder cuando, al menos por mi pueblo, les echamos el alto. Muchas veces su bici está a pie de camino o de carretera. O su coche orillado o mal aparcado junto a algún árbol bien tentador para el que circula y lejos de la vista de su propietario. “¡Pues ya me llevo yo la bici, o el coche que está ahí dejado o abierto!”, hemos llegado a decir. “No hombre, eso no”, responden cuando no corren a agarrar la bici. Y a lo mejor entonces sueltan lo que se querían llevar sin permiso. ¡Por supuesto que no nos vamos a llevar lo que no es nuestro! Nos pondríamos a su altura y eso es lo que, por ahora, nos diferencia. Menos vallas al campo y más ponernos en el lugar del otro.

Porque cuando llegue la contribución, no serán ellos los que paguen por ese terreno. Y tampoco se responsabilizarán si ese árbol que pelan sin rubor, “solo para probar”, produce un daño. Entonces tampoco tendrán derecho a lo que produzca. A ver si nos enteramos.

Cristina Aguinaga Mendióroz

Selección DN+
Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
Buscar otras cartas


Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+