Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Si quieres participar en los espacios para el lector de Diario de Navarra, envíanos tus cartas o fotos

Normas de participación Envía tu carta

Anda por ahí huérfana o soltera (2)

  • Ángel Sáez García
13/01/2021
(Sigue.) Hacedores de teorías conspiranoicas ha habido siempre, desde que el mundo es mundo. El más espabilado o soñador de un grupo humano las imaginaba y, si era escuchado por un público crédulo, entregado, iluso, ya tenía el terreno abonado para que, si no había refutadores, la teoría formulada deviniera creencia. Puede que, como las religiones (la católica, apostólica y romana, sobre todo) han caído en desuso, algunos hombres (hembras y varones) gocen mientras otros intentan convencerlos con teorías disparatadas, absurdas. Vuelven, como el eterno retorno, a resurgir de sus cenizas, como el ave fénix, los terraplanistas, los que no creen que el hombre pisara la luna, los que aseguran que Angela Merkel es un deudo (quien no afirma que es hija asegura que, al menos, es sobrina) de Adolf Hitler; y, asimismo, que Elvis Presley, como le ocurrió varias veces a Charles Chaplin, “Charlot”, sigue sin ganar un concurso sobre Elvis (dando a entender que aún vive, claro). Insisten machaconamente, una y otra vez, en lograr lo que nunca antes consiguieron, que esa mentira fuera tenida por verdad. Porque ser mendaz hasta el hartazgo, como aconsejaba hacer Joseph Goebbels, fracasó, fracasa y fracasará; jamás (ob)tuvo el resultado o corolario apetecido. Los convencidos (ellas y ellos) de las diversas teorías conspiranoicas se extrañan de que servidora, que es, presuntamente, más inteligente que ellos, no aproveche la ocasión, pintiparada, calva, de la dación y explicación que están dispuestos a brindarme gratis et amore para que adopte o case con una verdad absoluta que anda por ahí huérfana o soltera. Iris Gili Gómez Ángel Sáez García angelsaez.otramotro@gmail.com
Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
Buscar otras cartas


volver arriba