Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Si quieres participar en los espacios para el lector de Diario de Navarra, envíanos tus cartas o fotos

Normas de participación Envía tu carta

Alzo la voz por la ganadería

  • Gonzalo Palacios Samper
07/04/2021

Urgen medidas y de una vez por todas, centrarnos en ellas y no en los análisis, que ya están hechos y podemos actualizarlos en poco tiempo. Tiempo que no disponemos. El ganadero está en peligro de extinción y con ello la pérdida irreparable de muchos de los beneficios que aportamos a la sociedad. Estamos hablando de pérdida de biodiversidad, ante la probable disminución de censo ganadero autóctono adaptado a nuestro clima y territorio que fortalece el pastoreo y aumenta el valor ambiental de los recursos pascícolas, frente a otros modelos de brutal intensificación que nos reducen la presencia en todo el territorio, concentrando la producción como ya está ocurriendo en el vacuno de leche, con elevados riesgos ambientales y sanitarios e influencia negativa en los precios.

Estamos hablando de elevados incrementos de costes de producción debido al aumento del precio de los piensos y a las dificultades de disponer de pastos suficientes para justificar nuestra actividad, un problema endémico derivado de una política agraria equivocada para con el sector ganadero. Problemas económicos en las explotaciones que el consumidor debe conocer porque no estamos hablando de pérdida de rentabilidad, estamos hablando de quiebra. Con datos concretos en nuestras explotaciones, desde 1992 engordar un ternero, sólo el pienso, cuesta 250€ más, mientras que el precio de venta ha crecido solo 130 € en ese mismo periodo. Evidentemente el resto de costes también ha subido en este periodo por lo que la pérdida de rendimiento ya es insoportable. Si observamos los datos estadísticos del Gobierno de Navarra, en 2014 producir un kilo de carne de ternero costaba 5,16 € y su precio de venta era de 4,05 €; producir un cordero cuesta 60,9 € y el precio de venta es de 58 €.

¿Creemos que la situación ha mejorado en 2021? La respuesta es no. A las semanas de incremento de precio en los piensos que arrastramos se une el efecto desgaste de la pandemia que ha reducido el consumo en hostelería, especialmente de las piezas nobles como el chuletón o las costillas, que al final repercute negativamente en el precio total percibido por el ganadero.

Y podemos sumar otros problemas graves a nuestra profesión como el esfuerzo que hacemos para garantizar la sanidad y bienestar animal, que tan mal reconocido lo tenemos por el mercado con sobrecostes adicionales, que nos invita a preguntarnos qué ocurriría si ante una futura pandemia o crisis de abastecimiento, tuviéramos que depender del tránsito de buques en el Canal de Suez , de la producción de carne en China o de la manufactura en Silicon Valley de sucedáneos sintéticos que quieren presentarse como carnes saludables. ¿Pero qué es esto? Vergüenza y rabia hemos pasado al conocer que un club de relevancia mundial como el Real Madrid apoya en su publicidad el consumo de este tipo de productos. Desde luego algo estamos haciendo mal en la comunicación.

Por eso gritamos a todas las personas indiferentes y pegadas a su pantalla de móvil que levanten la cabeza, que no podemos vivir con los likes que dan a su aparato a una imagen idílica del fin de semana en el monte y que necesitamos elevar las conciencias, practicar un consumo responsable, saludable incluyendo la carne en la dieta y exigente, donde pidamos a los mercados que no ninguneen nuestro producto, que más allá de la carne hay un trabajo detrás en los pueblos, con sus gentes y el medio ambiente que si desaparecemos , nadie lo hará y tendremos un bonito desierto verde en Navarra. (Hasta que siga lloviendo, claro).

Gonzalo Palacios Samper Ganadero de vacuno de carne en Izal y vicepresidente de UAGN
 

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
Buscar otras cartas


volver arriba