Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Si quieres participar en los espacios para el lector de Diario de Navarra, envíanos tus cartas o fotos

Normas de participación Envía tu carta

Abuso institucional

  • Fermín Torrens Alzu
24/09/2020

Quien haya tenido la mala suerte de necesitar alguna gestión con centros oficiales entenderá por qué escribo esta queja. El chófer , el dependiente de una tienda , el electricista o fontanero siguen trabajando y realizando sus servicios normalmente con el inconveniente de respetar las medidas sanitarias para evitar contagio de esta maldita pandemia.


Pero hay profesiones que por lo visto rompen el aserto que todos somos iguales ante la ley o como dice un amigo mío...pero algunos son más iguales que otros. Antonio Resines protagonizó una aparición en la prensa y televisión al denunciar el abuso ante un centro de la seguridad social por la imposibilidad de concertar cita telefónica, presencial o telemática. Es habitual que usemos el teléfono para consultas, petición de citas y otros trámites pero de un tiempo a esta parte es misión imposible conseguir éxito en semejante tarea.


Probablemente a nadie se le ha ocurrido que si presencialmente no son posibles las gestiones es necesaria la ampliación de la atención telefónica para servir al ciudadano ya que es esa y no otra la labor de las administraciones . Solo las grandes compañías telefónicas, los oligopolios y la administración han dejado de atender a los ciudadanos, achacando a la pandemia un mal servicio cuando la realidad es que disminuyen los medios aprovechando una buena excusa como es la pandemia, el resto de las empresas mantienen el mismo o incluso mejoran el servicio. Teniendo en cuenta que todo el mundo tiene móvil es seguro que hay formas más eficaces de conectar la administración con el consumidor, siempre que naturalmente haya voluntad para ello. Seguro que a algún director general, subsecretario, director de área, jefe de servicio, responsable de departamento le entra un ataque de empatía y soluciona este problema . Crucemos los dedos.

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
Buscar otras cartas


volver arriba