x
Activar Notificaciones

Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

Participación Participación

La Hemeroteca

Si quieres participar en los espacios para el lector de Diario de Navarra, envíanos tus cartas o fotos

Normas de participación Envía tu carta

Ante las declaraciones de la señora Chivite

17/01/2020José Ignacio Palacios Zuasti

Etiquetas

Hemos sido compañeros en el Senado durante la X Legislatura (2011-2015) y le tengo que confesar a la señora Chivite que, ahora, cuando le oigo decir que “hay algunos que vivían mejor con ETA” y concretas que es “la derecha”, no le reconozco. Mucho le ha debido cambiar todo lo que ha tenido que ceder para sentarse y permanecer en ese sillón del Palacio de Navarra.


No le descubro nada si le digo que soy de “derechas”, por eso me doy por aludido con sus palabras y le digo que me parecen repugnantes. Antes de que ella naciera, cuando en noviembre de 1977 se produjo el primer asesinato de ETA en Navarra, yo ya estaba manifestándome por las calles de Pamplona y así seguí hasta el último atentado mortal, cometido en Palma, en julio de 2009. Durante todos esos años he llorado y he visto enterrar a muchos amigos y compañeros, de mi partido y también del PSOE. A mi buen amigo Gregorio Ordóñez, que el día 23 hará 25 años que le truncaron la vida dejando a un hijo de meses que ha crecido sin padre. A Miguel Ángel Blanco, a José Ignacio Iruretagoyena (durante su aniversario, en el cementerio de Zarauz, ETA puso una bomba que no explosionó y con la que podíamos haber caído todos los que allá estábamos), a Manuel Zamarreño, a Tomás Caballero, a José Javier Múgica y a tantos más como también a Fernando Buesa y a Joseba Pagazaurtundua pues, con sus familias y compañeros socialistas les lloré y les recé en sus capillas ardientes de Vitoria y Orio. Supongo sabrá que durante veinte largos años mi libertad, como la de muchos de los políticos de entonces, estuvo coartada porque no podía andar libremente por la calle, porque todos -todos- los desplazamientos los tenía que hacer en coche con inhibidor, acompañado de escolta que, según los días y momentos iba de uno hasta quince policías, con coches delante y atrás. Que todos los días tenía que cambiar mis horarios y que para llegar al despacho el conductor se las tenía que ingeniar para realizar trayectos inverosímiles. Sí, fueron veinte largos años en los que hubo unas personas, los escoltas, en mi caso, policías forales, guardias civiles y vigilancia privada, que demostraron una gran profesionalidad y que se jugaron la vida con tal de protegernos.


Por eso, por las 845 víctimas mortales, los 2.533 heridos, los miles de personas que han tenido que llevar escolta, el entorno de 10.000 personas que han sido extorsionadas, por la lista inacabable de familias rotas por la violencia, no le puedo consentir que diga que “algunos vivían mejor con ETA”. Ya comprendo que por llegar a ser presidente del Gobierno de Navarra y por estar sentada en ese sillón ha tenido que pactar y transigir con los que le ninguneaban la pasada legislatura: los herederos de Batasuna y los que quieren que Navarra deje de ser la Comunidad Foral que se define en el artículo primero de la LORAFNA. ¡Allá ella! Pero bien sabe que el electorado navarro habló en mayo y otro Gobierno era posible, conformado por Navarra Suma y el PSOE. Como en España también otro Gobierno se podía haber conformado. Pedro Sánchez y la señora Chivite han optado y han elegido a sus socios entre los populistas, los que quieren romper España y los que no condenan a ETA. Esa es su decisión. Allá ellos pero para justificarla no nos insulten a los demás. Sabe que no es el primer socialista que llega a la presidencia del Gobierno de Navarra. A los dos anteriores no les fue muy bien. ¡Veremos como acabas Chivite! Le pido que no defraude a sus compañeros asesinados por ETA y le deseo mucha suerte. Porque su suerte será la de todos los navarros.

 

Selección DN+
Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
Buscar otras cartas


Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+