x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
   

El Riau Riau en San Fermín: letra y tradición

Tras los incidentes violentos en 1992 que lo suspendieron y dos intentos de recuperarlo de forma oficial, este acto se celebra de manera popular durante la tarde del 6 de julio

Miles de personas salieron al encuentro de La Pamplonesa para corear el Vals de Astráin en 2014. ARCHIVO

Miles de personas salieron al encuentro de La Pamplonesa para corear el Vals de Astráin en 2014. ARCHIVO

  • SAIOA ROLÁN

Nació como un acto en el que los pamploneses “acompañaban” -léase “bailar entorpeciendo el camino”- a la corporación municipal al primer acto religioso de las fiestas, las Vísperas cantadas en honor al Santo, durante la tarde del 6 de julio. El 'Riau-Riau', desde el Ayuntamiento hasta la capilla de San Fermín, siempre ha sido lenta por la cantidad de gente que asiste año tras año a la cita. Tal es la aglomeración -mezclada con el alcohol y aderezada por la crispación social ante los representantes municipales- que en varias ocasiones se han producido incidentes violentos, que llegaron a degenerar en disturbios en 1991, año en el que se suspendió y se eliminó del programa.

En 1996 y 2012, se intentó recuperar de manera oficial, pero nuevas actuaciones violentas obligaron a suspender el acto. Desde entonces, distintos colectivos tratan de mantenerlo vivo y la marcha se celebra popularmente, sin la participación de la corporación municipal, pero con la colaboración de La Pamplonesa, que se encarga de repetir una y otra vez el famoso 'Vals de Astráin' -la partitura que acompaña a la marcha-, mientras la muchedumbre versiona la tonadilla añadiéndole un "¡Riau-Riau!" final a cada estrofa.

LA LETRA

"A las 4, el 6 de julio
Pamplona gozando va
pasando calles y plazas
las Vísperas a cantar
al glorioso San Fermín
patrón de esta gran ciudad
que los pamplonicas aman
con cariño sin igual.

Delante van
chiquillos mil
con miedo atroz gritan: ¡Aquí!
un cabezón viene detrás
dando vergazos y haciendo chillar

¡Riau-Riau!

Detrás vienen los muchachos
en un montón fraternal
empujando a los gigantes
con alegría sin par
porque llegaron las fiestas
de esta gloriosa ciudad
que son en el mundo entero
una fiesta sin igual.

¡Riau-Riau!

Los mozos de blusa
que son los que dan animación
con los pollos-pera
van todos unidos en montón.

Los de La Pamplonesa
detrás vienen tocando
van a honrar a San Fermín.

Toda la ciudad
con movimiento contemplando está
la gran caravana
que alegre hasta San Lorenzo va.

Los del Ayuntamiento
con mazas y timbales
van a honrar a su patrón.

¡Riau-Riau!"

volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+