AGUA

Cómo debe ser el agua que toman las personas mayores

Los expertos recomiendan las características idóneas del líquido vital para las personas con más de 65 años y dicen cuándo hay que beber

Cómo debe ser el agua que toman las personas mayores

Cómo debe ser el agua que toman las personas mayores

Actualizada 16/06/2016 a las 11:18
  • VOCENTO. MADRID
El agua es un nutriente esencial y de primer orden para las personas mayores, aunque carezca de valor calórico o energético. Sin embargo, aporta micronutrientes en forma de minerales, como calcio, fósforo, magnesio, flúor y electrolitos (sodio, potasio y cloro). "Hay que evitar una ingesta deficiente de agua y la deshidratación", dice la doctora Rosa López Mongil, coordinadora del Grupo de Trabajo de Nutrición de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG). Pero no vale cualquier tipo de agua.

Aunque no es necesario que toda la ingesta externa de líquidos se efectúe exclusivamente a expensas de agua, y alternarlo con leche, zumos, infusiones, tisanas, caldos, sopas, gazpacho, gelatinas, frutas y verduras, las características del agua para los mayores, según los expertos, son estas:

-Agua sin gas, para evitar las flatulencias, salvo en casos excepcionales en los que así se prescriba para evitar dispepsias.

-No ser muy rica en minerales, para evitar desequilibrios hidroelectrolíticos y descompensaciones de patologías como la hipertensión arterial o insuficiencia cardíaca congestiva.

-Tener temperatura agradable. Se considera óptima entre 12ºC y 14ºC, pero evitar temperaturas más frías por irritaciones faríngeas (faringotraqueitis).

Por otra parte, las bebidas isotónicas no deben superar el 12% de su contenido en hidratos de carbono, para que no interfieran la absorción del líquido, y para estimular la hidratación se puede recurrir a los sabores fuertes, con edulcorantes, incluso limón, lima, que además resultan muy útiles también ante problemas deglutorios.

Los expertos también indican que lo conveniente es ingerir agua a lo largo de todo el día, pero más en la mañana y tarde, para evitar los despertares y la incontinencia nocturna.

En el caso de los ancianos también hay que tener en cuenta que es mejor evitar beber inmediatamente antes, así como sobrepasar 1,5 vasos durante las comidas, pues provoca llenado gástrico y saciedad; estimular para que la persona mayor ingiera una cantidad adecuada de líquidos al día (1,5 a 2 litros), aumentar la ingestión de líquidos si se aumenta la fibra dietética y tomar cerveza a diario, si no está contraindicada, para contrarrestar el estreñimiento crónico.
Selección DN+


volver arriba
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra