Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Universidad de Navarra

Circular en bici junto a los coches puede suponer respirar el doble de contaminación

Un estudio de la UN confirma que la vegetación urbana 'reduce notablemente' la contaminación, de modo que los parques y jardines 'actúan como pulmones que limpian el aire de la ciudad'

Circular en bici junto a los coches puede suponer respirar el doble de contaminación
Circular en bici junto a los coches puede suponer respirar el doble de contaminación
  • EFE. Pamplona
Actualizado el 30/05/2017 a las 14:07
Circular en bicicleta por la misma vía que los coches puede suponer respirar el doble de contaminación que por el carril bici o por las aceras, según un estudio de la Universidad de Navarra.

Los primeros resultados del proyecto 'Life+Respira', impulsado por la Universidad de Navarra para mejorar la calidad del aire que respiran peatones y ciclistas urbanos en Pamplona, indican que un ciclista que se separe solo un metro y medio de distancia de la calzada respira alrededor de un 30% menos de hollín, uno de los 'principales contaminantes que produce el tráfico a motor'.

Para Jesús Miguel Santamaría, coordinador de 'Life+Respira', estos datos, aunque todavía son provisionales, indican que el nivel de algunos contaminantes en un carril bici 'podría ser la mitad que en el centro de la calzada' y ello apunta hacia la 'conveniencia de separar el tráfico de coches y bicicletas'.

Los registros también han confirmado que la vegetación urbana 'reduce notablemente' la contaminación, de modo que los parques y jardines 'actúan como pulmones que limpian el aire de la ciudad', informa la Universidad de Navarra.

Por ejemplo, los setos que separan la calzada del carril bici 'reducen en un 7-21% la presencia de los principales contaminantes'.

Otros resultados indican que la contaminación en Pamplona 'varía mucho en función de la climatología, la zona de la ciudad y la hora del día'.

Según Arturo Ariño, investigador de 'Life+Respira' y profesor de Ciencias Ambientales, para el conjunto de la ciudad, los índices que se registran son 'generalmente normales excepto en puntos calientes, como cruces con semáforos o zonas resguardadas del viento'.

Para mostrar estas variaciones, los investigadores del proyecto han desarrollado, mediante un modelo matemático, un mapa animado de Pamplona que permite ver cómo cambia la contaminación en la ciudad a lo largo del día.

El modelo muestra que las máximas concentraciones de contaminantes se registran en coincidencia con los picos de tráfico (horario laboral).

Asimismo, las grandes avenidas, tales como la del Ejército, Baja Navarra, Sancho el Fuerte, de Navarra, Pío XII, Marcelo Celayeta o Zaragoza, 'son las más contaminadas, al soportar una mayor densidad de tráfico'.

En el estudio han participado 200 voluntarios durante dos años transportando en sus bicicletas unos analizadores cuyas mediciones se han ido transmitiendo a una gran base de datos que se depositará en la infraestructura europea EUDAT para uso público.

En total, los voluntarios han recorrido más de 40.000 kilómetros y han aportado más de 50 millones de datos, con los que se podrá estudiar la contaminación urbana con una 'precisión muy superior a la alcanzada hasta ahora'.
volver arriba

Activar Notificaciones