x
Activar Notificaciones

Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Recetas

De aquellos cerdos, estas morcillas

Matanzas familiares y otras recetas con historia y con sabor a pueblo

Brick de morcilla con delicias de frutas

Brick de morcilla con delicias de frutas

Actualizada 19/03/2020 a las 11:58
A+ A-

En Zazuar, el pueblito castellano de mi vida y de mi corasssón, donde he pasado todos los veranos de mi vida y algunos de los mejores momentos de la historia solo había dos normas. Bendita libertad. Una era no salir de casa a las tres de la tarde porque el sol era tan feroz que corrías el riesgo de morir fulminada por un rayo de Lorenzo. Tengo fama de hiperbólica pero créanme cuando les cuento que he visto cómo se derretía la brea de la carretera y se comía bicicletas. Bueno, quizá solo se hundían un poco las ruedas pero a ojos de una niña de ciudad eso era ya un fenómeno fantástico digno de una película de Tim Burton. La segunda norma era no poner nombre a los cerdos. Ter-mi-nan-te-mente prohibido. Porque luego llegaba la matanza y con ella, los dramas. Nosotros no hacíamos ni caso, claro. Y nos saltábamos también lo de no jugar con ellos. Un año incluso fuimos nosotros quienes llevamos el cerdo a casa. Nos tocó en las fiestas del pueblo en uno de esos concursos en los que Greenpeace se llevaría las manos a la cabeza. Embadurnaban al cerdito lechal con mantequilla, nos ataban de dos en dos, con los ojos vendados y había que intentar pillarlo. Quien conseguía levantarlo se lo llevaba a casa.

En nuestra familia siempre fuimos un poco brutos, sí. Aishhh (suspiro) todo el mundo debería de vivir, aunque fuera una vez en la vida, un verano de pueblo y primos y chapuzones en el río, merendolas en el bosque y noches interminables mirando las estrellas. Lo de comerse un cerdo que has criado desde bebé tampoco es necesario. Pero curte, claro que sí. Y añorabas un poco menos a ‘Pecas’ cuando probabas esas morcillas. Show must go on. Sí, sigue en activo el concurso de Recetas con Historia que me está trayendo a la mente momentos tan geniales. Propios y ajenos, porque anda que no tenéis historias preciosas escondidas por ahí... Entren en la web que hemos montado para la ocasión, www.recetasconhistoria.es y cotilleen las maravillas que estamos recibiendo y ¡participen! Hagan el favor de participar porque los premios son jugosos y todos tenemos historias gastronómicas dignas de recordar. Si en ellas no mueren cerdos entrañables, mejor.

Brick de morcilla con delicias de frutas

Paso 1: Ponemos aceite a calentar y añadimos los piñones para que cojan color. Los retiramos. El aceite habrá cogido el aroma a los piñones.

Paso 2: En ese aceite pochamos las cebollas partidas en juliana o ralladas. Cuando estén doradas añadimos la morcilla a la que hemos quitado la tripa que la recubre . La vamos desmenuzando con una cuchara de madera y mezclando con la cebolla poco a poco.

Paso 3: Añadimos los piñones y dejamos cocinar unos 10 minutos dando vueltas.

Paso 4: Cortamos la pasta brick en la forma que queramos, podemos hacer triángulos, rectángulos, sobres, canutillos.. Y la rellenamos con la morcilla que hemos preparado.

Paso 5: Y tenemos la opción de hacer los bricks rellenos en el horno o freírlos en la sartén. Con la primera opción nos ahorramos mucho aceite y con la segunda quedan más crujientes.

Paso 6: Una vez hechos los brick los terminé con unas delicias de frutas que compré en la web española de Ballot Flurin. Un producto muy interesante que se presenta como “el antepasado de nuestras mermeladas” y que es miel con frutas bio. Hay de arándanos, de fresas, de cerezas, albaricoques, higos... Se elaboran según una antigua receta con la miel de la cosecha de Ballot-Flurin lo que reemplaza el azúcar que llevan las mermeladas. ¡Encima dietético!

INGREDIENTES
1 morcilla de arroz
2 cebollas dulces o tiernas
piñones
pasta brick
Delicias de frutas de Ballot Flurin

 

 

 

 

 

 

Timbal de morcilla con huevo escalfado y patata

Paso 1: En una sartén con un poco de aceite pochamos la cebolla que habremos pelado y picado antes muy finamente. Que se dore bien.

Paso 2: Mientras se hace la cebolla quitamos la piel a las morcillas, las cortamos en rodajas y las añadimos a la misma sartén. Con la ayuda de un tenedor las desmenuzamos. Dejamos que se haga todo.

Paso 3: En otra sartén haremos unas patatas fritas redondas. Cortando la patata después de pelarla como si las fuéramos a hacer panaderas, pero friéndolas en la sartén hasta que queden crujientes. Se pueden hervir antes.

Paso 4: Los huevos escalfados los haremos poniendo papel film en un vaso con un chorrito de aceite de oliva y sal, cascamos ahí el huevo crudo y cerramos con una pinza o un nudo. Los meteremos en la cazuela con agua hirviendo durante 5 minutos.

Emplatado: Ponemos de base la patata frita, encima con la ayuda de un molde redondo la morcilla desmenuzada apretando bien para darle forma, y encima con mucho cuidado el huevo escalfado. Podemos terminar con un chorrito de aceite de oliva (trufado).

INGREDIENTES
2 morcillas
2 patatas
4 huevos
1 cebolla
aceite de oliva virgen extra
sal
piñones (optativos)

 

 

 

 

 

 

 

Timbal de morcilla con huevo escalfado y patata

Croquetas de morcilla

Paso 1: En una sartén ponemos un poco de mantequilla y hacemos ahí la manzana pelada y cortada en trozos. Que se caramelice a fuego suave.
Paso 2: Cuando esté dorada añadimos la morcilla desmenuzada, cortada en ruedas y sin la tripa y revolvemos para que se haga bien todo junto.
Paso 3: Llegados a este punto podemos hacer ahí mismo la bechamel, sin retirar los ingredientes (manzana y morcilla) añadimos la harina y removemos bien para que se haga, para que luego no sepa a crudo. Cuando se quede como una pasta añadimos la leche templada poco a poco y sin dejar de remover hasta que la textura engorde y quede uniforme. Salpimentamos y probamos para echar más sal si hiciera falta.
Paso 4: Yo dejo la bechamel enfríar en el frigo de un día a otro para que sea más fácil manejarla a la hora de empanarla.
Paso 5: Luego sólo tendremos que hacer una a una la forma deseada, ovalada, redonda, cuadrada... pasarla por huevo batido y pan rallado y freírlas en aceite de oliva muy caliente para que no se deshagan. ¡Y a disfrutarlas!

INGREDIENTES
1 morcilla
1 manzana
75 g de mantequilla
75 g de harina
1 l de leche templada
sal
Para empanarlas:
huevo batido
pan rallado

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Croquetas de morcilla

Próximos cursos

 

Este jueves 8 de noviembre tendremos un curso de Cocina molecular de andar por casa en el que Jose Luis Aranguren nos enseñará a preparar pura vanguardia: Salmorejo de piquillo con aire de mejillón, Raviolis esféricos de mango, Pan bao relleno con guacamole de oveja y aires de cítricos; Yogur en dos texturas con fruta. También será él quien el jueves 22 imparta un curso de Cocina americana. Seis recetas: Ensalada César, Espaguetis meatballs, Asado de acción de gracias, Costillas barbacoa, Tortitas con nata y chocolate, Brownie de chocolate. Todos los cursos serán de 19h a 21h . Y vuelven también los cursos de los sábados por la mañana, de 11h a 13. Carol Ágreda nos enseñará el 17 de noviembre a preparar un menú perfecto para cuando tengamos invitados en casa. Los interesados en cualquiera de nuestros cursos podéis apuntaros ya a través de la web: www.mundodn.es o en las oficinas de Diario de Navarra. También llamando por teléfono al 948 22 13 55 y pagando directamente con la tarjeta de crédito. Los suscriptores pagarán 15 euros y el resto 20. ¡Os esperamos!


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE