Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Gastronomía internacional

Los insectos son el nuevo alimento

La UE autoriza la distribución y venta de insectos para consumo humano, pero todavía existen prejuicios para comerlos

Un puesto de insectos en China

Un puesto de insectos en China

02/01/2018 a las 06:00
  • Colpisa. Madrid

Mexicanos, chinos o tailandeses suelen ponerlos en sus platos, en otros países se aventuran a camuflarlos con varios ingredientes y en algunos más recurren a ellos directamente para no pasar hambre y detener sus niveles de desnutrición. Su venta y consumo dentro de la Unión Europea permanecía en el limbo pero, a partir de hoy, productores y distribuidores pueden solicitar la autorización de comercializar insectos destinados al consumo humano.

Así que, si la burocracia se da prisa, lo que hasta ahora era exótico e inusual pronto podríamos encontrarlo en restaurantes, tiendas gourmet y supermercados. Según la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación (FAO), gusanos, grillos, escarabajos, orugas, avispas, hormigas, langostas, saltamontes o moscas son algunos de los que tienen mayor potencial como alimentos y por ello se han incluido en el grupo 'Novel Food' europeo para regularizar su empleo e ingesta.

"Muchos insectos proporcionan energía, proteínas, aminoácidos, ácidos grasos y son ricos en micronutrientes como el cobre, el hierro, el magnesio, el manganeso, el fósforo, el selenio y el cinc, así como en vitamina B2 y, en algunos casos, en ácido fólico", señala Giulia Muir, consultora de la FAO especializada en insectos. No obstante, todavía comer insectos en Europa representa una especie de tabú. La repulsión que la mayoría de los occidentales siente ante la idea de llevarse a la boca un bicho de seis o más patas no responde sólo a que muchos de esos animales se asocian con algo repugnante (a una cucaracha, por ejemplo) sino que, además, comerlos puede ser desesperante.

Pero es verdad que cocineros, nutricionistas y expertos en seguridad alimentaria pueden contribuir a implantar su aceptación. Uno de los motivos que hacen a los insectos atractivos es su sostenibilidad. En términos generales, la cría de insectos no necesita de grandes extensiones de terreno o de insumos agrícolas como el agua. De hecho, en los jardines de muchas casas de Tailandia, Laos o Vietnam, por ejemplo, no es raro que se críen insectos para la alimentación empleando materiales baratos.

Pero, de todas formas, hay que tener cuidado pues la FAO advierte de que pueden producirse problemas de alergias como las que ocasionan los crustáceos y es necesario eliminar en ellos bacterias, hongos o virus. Uno de los lugares donde algunas veces ya se puede comer insectos en España es el mexicano 'Punto MX' (una estrella Michelin). Algunos platos del menú de este restaurante ubicado en Madrid cuentan con chapulines, hormigas y gusanos de maguey y es probable que ahora el chef Roberto Ruíz introduzca más insectos en sus recetas.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra