Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

COCINERO

Álex Aceña: "Cocinar no es un simple oficio, es arte"

Álex Aceña Blanco, de 20 años, ya considera un premio el estar en la 2ª fase del concurso de Le Cordon Bleu. El estudiante de Dirección de cocina en el C.I. de Burlada sueña y crece entre fogones

Ampliar Álex Aceña:
Álex Aceña: "Cocinar no es un simple oficio, es arte"
Actualizado el 16/02/2017 a las 17:22
Con 12 años preparó su primer plato de pasta con cebolla y chistorra, tal y como le enseñaron sus padres. Ahora, Álex Aceña Blanco, vecino de Berriozar de 20 años, está a las puertas de seguir con su sueño: convertirse en un gran cocinero. Ha pasado a la segunda fase del Premio Promesas de la alta cocina de Le Cordon Bleu Madrid y el 2 de marzo se sabrá si su video-receta Conejo a las finas hierbas ha tenido los suficientes votos a través de Facebook para estar más cerca de la final. Su padre Alberto y su hermano mayor Daniel, también cocineros, son su referencia. Trata de sacar tiempo para conseguir más votos a través de las redes sociales, pero a la vez está muy centrado en terminar con buenos resultados el Grado Superior de Dirección de Cocina en el Centro Integrado de Burlada FP.
¿De dónde viene su pasión?
Desde pequeño conocí este mundo por mi padre. Me llamaba la atención, no entendía muchas cosas pero que me gustaba.
¿Por qué decidió presentarse?
Lo intenté hace tres años, pero por un problema de papeles no llegué a tiempo. Era una espina que tenía clavada. Así que este año tenía que hacerlo sí o sí y tuve la suerte de pasar entre los 50 primeros a la segunda fase.
¿Cómo ha sido el procedimiento?
En la primera fase tuvimos que presentar muchos documentos como las calificaciones del curso, una carta de recomendación y otra de presentación sobre qué nos motivaba a concursar. En la segunda fase nos pidieron una video-receta. El producto era el mismo para todos, un conejo y con unas bases establecidas del método de cocinado, una guarnición también indicada por ellos y el resto prácticamente libre.
¿Cuál fue la suya?
La llamé Conejo a las finas hierbas. El conejo, aunque tiene un sabor específico, se está estableciendo como una carne que no tiene sabor por ser de granja y no ser totalmente libre. Mi receta lleva romero, tomillo, curry, un poco de ajo y aceite. Quería darle un sabor campestre.
¿Cómo eligen a los mejores?
Los 50 vídeos están colgados en YouTube. Los 25 que más votos tengan a través de Facebook serán examinados y 10 de ellos pasarán a la final.
Depende mucho del público...
Sí, la gente en general no vota al plato, sino a la persona que conoce. Básicamente votan amigos y familiares. Hay que difundir mucho por las redes sociales pero con los trabajos y exámenes no saco demasiado tiempo. Mis familiares están haciendo mucho, estoy muy agradecido.
¿Está nervioso?
En la primera fase sí. Ahora no, una vez que me vi seleccionado fue muy emocionante. Va a estar bastante complicado pasar de fase. Pero para mí ya es un premio estar entre los 50, me anima a seguir en la hostelería, que es un mundo bastante esclavo y castigado.
¿Y si llegase a la siguiente fase?
Sería increíble. Pero no dicen cómo será. Creo que en gran parte es suerte de que conozcas el producto, que sepas improvisar y que tengas imaginación. También depende de la experiencia que hayas adquirido en trabajos fuera de la escuela.
¿Cuál es el premio?
Una beca para estudiar en Le Cordon Bleu valorada en 21.000 euros y otros 1.500 para el centro.
¿Qué ámbito le gusta más?
La cocina molecular y la repostería.
¿Tiene algún cocinero preferido?
Arzak es el que más me gusta. Pero mi referencia principal es mi padre, que es quien me ha enseñado que cocinar no es un simple oficio, sino que es arte. Me ha mostrado su magia. Aunque todavía me queda mucho por descubrir, por eso estoy estudiando con la mente abierta a todo. Un profesor nos dijo algo que no se me olvida: “Un cocinero es aquel que sabe todo de la cocina, por lo tanto nunca llegaremos a ser cocineros”. Pero yo me dije que lo intentaría costase lo que me costase.
¿El próximo reto?
Me encantaría hacer las prácticas de este último curso en el restaurante Europa. Este, El Mercao, en el que ya hice prácticas, y el del Hotel La Perla son mis favoritos.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE