Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Ciencia

Un extraño fenómeno físico alimenta las auroras boreales y las tormentas solares

"Los electrones de repente dejan de seguir los campos magnéticos y se alejan en otra dirección, girando y girando", explican científicos estadounidenses

alt

Una aurora boreal ilumina los cielos de Finlandia.

Actualizada 31/01/2018 a las 16:41
Etiquetas
  • Europa Press. Madrid

Un extraño fenómeno físico está alimentando las auroras boreales, las erupciones solares y las mayores explosiones en el sistema solar, conocidas como eyecciones de masa coronal.

Los datos sobre la llamada "reconexión magnética", publicados por físicos espaciales de la Universidad de Wisconsin-Madison, provienen de un cuarteto de nuevas naves espaciales que miden la radiación y los campos magnéticos en la órbita terrestre alta.

"Estamos viendo la mejor imagen de la reconexión magnética en el espacio", dice Jan Egedal, profesor de física y autor principal de un estudio publicado en 'Physical Review Letters'. La reconexión magnética es difícil de describir, pero puede definirse vagamente como la fusión de campos magnéticos que libera una cantidad asombrosa de energía.

La reconexión magnética sigue siendo misteriosa, especialmente porque "rompe la ley estándar" que rige las partículas cargadas, o plasma, dice Egedal.

Egedal y sus colegas estudiaron las grabaciones del 15 de octubre de 2016, cuando el satélite Magnetosphere Multiscale pasó por el punto donde el viento solar se encuentra con el campo magnético de la Tierra. "Nuestros datos muestran claramente que los electrones de repente dejan de seguir los campos magnéticos y se alejan en otra dirección, girando y girando. Eso exige una explicación", dice Egedal.

La actividad confirmó las descripciones teóricas de la reconexión magnética. Pero violó la ley estándar que rige el comportamiento de los plasmas: nubes de partículas cargadas que comprenden, por ejemplo, el viento solar. "La 'ley de congelación de plasma' dice que los electrones y los campos magnéticos tienen que moverse juntos siempre, y de repente eso no se aplica aquí", dice Egedal, que asegura que es "el ejemplo más claro que se haya medido en el espacio". "Me dejó alucinado", añade.

Según el investigador, sus ecuaciones indican que la reconexión no puede suceder, pero aun así lo hace. "Y nuestros resultados nos muestran qué factores deben agregarse a las ecuaciones --explica--. Cuando se viola la ley, podemos obtener una explosión. Incluso en el nivel magnético moderado de la Tierra campo, la reconexión desde un área de solo 10 kilómetros de diámetro puede cambiar el movimiento del plasma a miles de kilómetros de distancia".


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra