Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Una historia real cargada de reflexiones

Kirmen Uribe presentó en Tudela "La hora de despertarnos juntos"

Ampliar Kirmen Uribe presentó en Tudela
Kirmen Uribe presentó en Tudela "La hora de despertarnos juntos"
Publicado el 01/12/2016 a las 13:47
La descripción del cuadro de Antonio Guezala Noche de artistas en Ibaigane es el punto de partida de La hora de despertarnos juntos, la tercera novela del escritor vasco Kirmen Uribe, de 46 años, que presentó en Tudela dentro del Club de Lectura de Diario de Navarra.
Unas 40 personas asistieron en la Casa del Almirante al encuentro con Uribe, que contó con la colaboración del centro cultural Castel-Ruiz de la ciudad. José Ignacio Roldán, director de comunicación del grupo La Información, presentó al protagonista, que vive en su Ondarroa natal. Además Uribe, Premio Nacional de Literatura (Narrativa) por Bilbao-New York-Bilbao, es licenciado en Filología Vasca en Vitoria y cursó estudios de postgrado de Literatura Comparada en Trento. La periodista de Diario de Navarra Belén Galindo se encargó de moderar el acto.
La hora de despertarnos juntos, que toma el título del poema La buhardilla de Ezra Pound, cuenta la historia, nacida de la realidad pero mezclada con la visión de Uribe, de Karmele Urresti, enfermera, y el trompetista Txomin Letamendi; así como las de sus padres e hijos. La narración, escrita en euskera y traducida a 14 idiomas, surge en la niñez de Uribe. En esa época, el escritor oía frecuentemente en casa, de la boca de su madre, las historias de Karmele, de la misma Ondarroa y de familia bien situada económicamente, durante la Guerra Civil española y los años del franquismo. Todo eso le conquistó para escribir 440 páginas para las que Uribe se ha documentado mucho y que tocan temas delicados como el nacionalismo y el terrorismo.
Karmele viene de una familia que perdió todo con la Guerra Civil, en la que fue expulsada de Ondarroa. Marchó a París, donde fue 'reclutada' para la Embajada Cultural Vasca, que había preparado un espectáculo para hablar de la guerra por Europa. Aún no conocía a Txomin, músico de Bilbao que, tras meterse a gudari y ser nombrado comandante, se exilió a París. Allí se conocieron y Karmele se quedó embarazada antes de que tuvieran que huir de nuevo, esta vez a Venezuela.
Tras años de tranquilidad, Txomin decide sumarse a los servicios secretos vascos y ambos vuelven a Europa... "y hasta aquí puedo leer", dijo Uribe. Además, en la novela aparece un tercer protagonista, Manu Sota, cuya presencia tiene una conexión directa con el cuadro que da inicio al relato.
Dividida en 158 partes
La historia, cuenta Uribe, está dividida en 158 partes que "quería que fueran como un relato corto". "Es una novela muy dura, a pesar de que tiene mucho humor, porque quería reivindicar que la gente que sufre también tiene momentos de felicidad", reconoce. A pesar de su importante base histórica, Uribe confiesa que "hay mucho de mí en cada personaje", lo que da cabida a numerosas reflexiones que atrapan al lector.
volver arriba

Activar Notificaciones