Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Sucesos

El acusado de un crimen de hace 20 años niega haber matado a su "mejor amigo"

Según la fiscalía el procesado entró en el domicilio de la víctima y le asestó múltiples puñaladas tras una discusión relacionada con el tráfico de drogas

Los hechos ocurrieron en Ejea de los Caballeros.
Los hechos ocurrieron en Ejea de los Caballeros.
  • Efe. Zaragoza
Actualizada 26/04/2017 a las 09:17

Pablo Miguel C.L., juzgado hoy por un jurado popular en la Audiencia de Zaragoza por el asesinato de un vecino de Ejea de los Caballeros hace veinte años, se ha declarado inocente tras negar haber asesinado a su "mejor amigo".

En el inicio de la vista celebrada por estos hechos, el acusado ha insistido en que la víctima, Eduardo Montori, un pequeño traficante de drogas cuyo cadáver fue hallado decapitado en su domicilio, era un amigo de "toda la vida" que le invitaba a copas y a ir "de alterne" y contra el que no tenía motivos de enemistad.

Los hechos enjuiciados tuvieron lugar la madrugada del 9 de septiembre de 1996, fecha en la que, según la fiscalía y la acusación particular, el procesado entró en el domicilio de la víctima y le asestó múltiples puñaladas tras una discusión relacionada con el tráfico de drogas.

La cabeza de Montori nunca llegó a ser localizada por los agentes de la Guardia Civil que se hicieron cargo de la investigación del asesinato.
La labor desarrollada por especialistas del laboratorio central de criminalística de la Guardia Civil con los nuevos medios tecnológicos disponibles permitieron identificar, dos meses antes de la prescripción del delito, una huella impresa en una marcha de sangre en el escenario del crimen.

Interrogado tanto por el fiscal como por el letrado de la acusación particular, el abogado Javier Notivoli, el acusado ha explicado que se enteró del crimen porque su madre o exmujer se lo comunicaron después de hacerse público.

En relación con la huella que los investigadores consiguieron descifrar recientemente, el presunto homicida ha explicado que se trataba de un "copia y pega" de la Guardia Civil con el fin de "ponerse medallicas" antes de la prescripción del delito.

Ha añadido que la Guardia Civil le tenía "mucha manía" en los momentos de tener lugar el crimen y que cuando le detuvieron por primera vez como sospechoso, en octubre de 1996, fue víctima de malos tratos.

En relación a un atestado hecho por la policía local de Ejea de los Caballeros en noviembre de 2015 en el que, tras ser detenido por otros hechos, se asegura que amenazó a los agentes que le custodiaban "con matarlos, igual que había matado a Montori", el procesado ha asegurado que lo dijo con la única intención de intimidar.

Tras el testimonio del acusado han declarado los policías locales que realizaron dicho atestado, quienes se han ratificado en el contenido del informe, y su exmujer, quien ha admitido que su expareja le hizo amenazas similares pero que siempre pensó que lo hacía por exagerar.

También ha declarado otro vecino que fue detenido, asimismo, como sospechoso en relación al crimen y que ha responsabilizado a los investigadores encargados en ese momento del caso de haberle maltratado.

El juicio continuará mañana con las declaraciones de los investigadores de la Guardia Civil y los peritos forenses. 


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE