Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

San Fermín 2014

El recuerdo del montón revive en la memoria de sus protagonistas

  • Los testigos del montón del 13 de julio de 2013 rememoran uno de los encierros más angustiosos de sus vidas

Testigos del montón, un año después
Testigos del montón, un año después
Corredores, Cruz Roja y Policía Municipal recuerdan el montón un año después.
  • ALBA ÚRIZ/SAIOA ROLÁN. PAMPLONA
Actualizada 13/07/2014 a las 10:36
Los astados de Adolfo Martín aguardan en los corrales de Santo Domingo. Es 13 de julio de 2014 y faltan escasos minutos para que comience el penúltimo encierro de las fiestas de San Fermín. La memoria de los pamploneses revive un recuerdo que preferirían no tener: hace un año que la ciudad entera contuvo la respiración cuando se formó un montón a la entrada del coso pamplonés. Quienes vieron aquellas angustiosas imágenes recuerdan perfectamente un año después dónde estaban aquel día.

El bilbaíno Mikel Fernández Silguero y el pacense José González Trinidad se toparon de frente con el drama. La palabra "montón" les cambia el gesto. Aquel día pasaron "miedo de verdad". Hoy pagarían por no volver a sentirlo: "Ojalá no se vuelva a repetir", desean al unísono.

"Yo entré con el primer toro y el primer cabestro, me encontré de frente con todo, intenté engancharme en las vallas del tendido, pero me caí. Por suerte, logré arrastrarme a la gatera", recuerda Fernández. A pesar del susto, del pánico y de los nervios, como muchos otros corredores, estos dos jóvenes sacaron fuerzas para ayudar a otros mozos atrapados.

También lo hicieron los agentes de la Policía Municipal que se encontraban en ese momento en la plaza. "Vimos la escena y corrimos hacia la gente para intentar echar una mano y poder ayudar lo máximo posible", rememora el inspector Javier Goya. En sus 24 años de servicio reconoce que nunca ha vivido "nada igual".

El protagonista del chupinazo de estos Sanfermines también fue testigo del montón. Mikel Martínez, presidente de Cruz Roja en Pamplona, se encontraba en la curva de Mercaderes cuando sucedió. 'Voló' de allí para ayudar en la plaza nada más conocer la noticia. Él y el cirujano de la Plaza de Toros, Ángel Hidalgo, se encargaron de coordinar la evacuación. En su memoria, la imagen del joven vitoriano herido grave por aplastamiento. Inmediatamente, respira aliviado: "Gracias a Dios todo salió bien". Martínez tiene claro cómo prevenir estas situaciones: "Los corredores deben saber dónde se han metido y valorar si sus capacidades son acordes al lugar donde se encuentran".
Etiquetas


Más información
volver arriba
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra