Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
San Fermín 2014

El Chupinazo en la Estafeta con el inglés de fondo

  • Más de doscientas personas, muchas de ellas extranjeras, celebran juntas en un piso de la Estafeta su comienzo de las fiestas

El champán y las ganas de pasarlo bien no faltan entre los invitados de Noel Chandler

El champán y las ganas de pasarlo bien no faltan entre los invitados de Noel Chandler

Miguel Ciriza
0
Actualizada 06/07/2014 a las 19:33
  • Miguel Ciriza. Pamplona
En el piso de Noel Chandler en la Estafeta todo el mundo va vestido de rojo y blanco y los bordados de los pañuelos atestiguan que los que los portan llevan unos cuantos Sanfermines a sus espaldas. Aunque se escuche sobre todo el inglés los asistentes a la celebración del Chupinazo en este piso, decorado con multitud de fotos de encierros y corridas, conocen Pamplona y la fiesta tan bien o mejor que muchos pamploneses. Son un nutrido grupo de devotos que vienen cada año desde lejos para celebrar y disfrutar de los Sanfermines y de los amigos que han hecho a lo largo de los años.

Noel, uno de los corredores del encierro que dio su testimonio en el documental 'Encierro', está en Pamplona cada seis de julio desde hace cinco décadas; Joe Distler lleva otras tantas haciendo lo mismo; Maggie, quien tiene alquilado un piso justo enfrente, ha vivido más de quince Sanfermines, y así sucesivamente.

Se lanza el cohete, seguido desde el balcón y la televisión al mismo tiempo, y las botellas de champán francés se van descorchando conforme más gente llega al piso, que tiene un balcón en la Estafeta y otro en Calderería, hasta ocuparlo casi por completo. Los viejos amigos venidos desde Estados Unidos, Reino Unido, México, Cuba y diversos puntos de España se funden en abrazos; la emoción y la alegría del rencuentro entre los foráneos mas leales a San Fermín llenan las habitaciones del piso.

También llegan algunos locales, sobre todo corredores del encierro de renombre, y enseguida son recibidos como amigos de toda la vida. La fusión de gentes y nacionalidades en el piso de Noel es un buen ejemplo de por qué Sanfermines ha sido y es una de las fiestas más internacionales del planeta.
Selección DN+



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra