FERIA DEL TORO

El Juli y el toro serio sostienen unas fiestas de San Fermín sin crisis

  • Como prólogo sin peñas, este martes se anuncia, a las ocho de la tarde, una novillada con tres de los noveles más destacados del año (Jiménez Fortes, el mexicano Sergio Flores y López Simón)

El Juli, en los pasados Sanfermines

El Juli, en los pasados Sanfermines

ARCHIVO
0
Actualizada 04/07/2011 a las 18:14
Etiquetas
  • EFE. PAMPLONA
La doble presencia en los carteles de "El Juli", la única de las figuras que asume este año la responsabilidad de dar la cara en Pamplona, y la irrenunciable seriedad del toro que sale a la capital navarra sostienen los Sanfermines de 2011, una feria que comienza mañana con el prólogo de una atractiva novillada.

Las corridas sanfermineras serán una de las pocas excepciones, junto con la siempre rentable feria de San Isidro, a la reducción casi generalizada de asistencia de público a los tendidos, en una temporada taurina tan marcada por la crisis como cualquier otro de los sectores del espectáculo y el ocio.

De hecho, José María Marco, presidente de la Casa de Misericordia y organizador del ciclo iruñés, se ha adelantado a confirmar que ya se ha vendido el noventa por ciento de los abonos. Es así como en una plaza que ve ocuparse a diario sus 20.000 localidades, debido más al reclamo de esta fiesta universal que a los toreros anunciados en los carteles, no estarán este año varios de los diestros que componen la primera fila del escalafón, como Enrique Ponce (que se despidió hace dos años de esta plaza), José María Manzanares, Cayetano o Alejandro Talavante.

Bien sea por las serias corridas reseñadas por la organización o por el ruidoso ambiente que tanto desagrada a los de luces, varios de ellos han decidido no acudir este año a los Sanfermines o, en caso del último, no han llegado a un acuerdo definitivo con la MECA, como se conoce popularmente a la Casa de Misericordia.

Será, por tanto, Julián López "El Juli", en plena racha de triunfos, el único de los grandes toreros del momento que dé la cara en Pamplona, dos tardes y ante el toro de gran volumen y seriedad que es santo y seña de esta feria.

Con todo, también destaca la presencia, con un único paseíllo, de Miguel Ángel Perera, El Fandi, El Cid y el francés Sebastián Castella, nombres más sonoros que los de otra larga serie de diestros, veteranos, emergentes o expertos en corridas duras, a los que la organización, pese a su menor tirón taquillero, reconoce sus éxitos tanto en Pamplona como en otros cosos.

OTROS NOMBRES

Así, en los carteles aparecen toreros que destacaron en la feria de Abril de Sevilla y en la de San Isidro, como el madrileño César Jiménez, el vasco Iván Fandiño, el mexicano Arturo Saldívar y el recién alternativado Esaú Fernández.

Pero la base fundamental de la que hace más de medio siglo dieron en llamar "Feria del Toro" será precisamente esa: el toro. El toro de mayor trapío y cornamenta de cuantos pastan en el campo bravo español, ya sea de ganaderías duras o de las tildadas de "comerciales".

En los remodelados corrales del Gas esperan ya su turno para el encierro, a estallido de cohete, las serias corridas de Torrestrella, Cebada Gago, Dolores Aguirre y Miura, divisa terrorífica por historia y tradición pero que la organización reserva siempre para los masificados domingos sanfermineros por ser, paradójica y estadísticamente, la que menos percances causa en la carrera por el adoquinado. En días sucesivos irán llegando las corridas de Fuente Ymbro, Victoriano del Río, El Pilar y Núñez del Cuvillo.

Son ganaderías de mayores posibilidades de éxito a priori pero que también embarcarán cuatreños y cinqueños de considerable trapío para medir con mayor exigencia el valor y el arte de los escasos toreros de fama, justo en un año en que los aficionados han criticado unánimemente la presencia de los toros lidiados en Madrid y Sevilla, entre otras plazas.

Como prólogo sin peñas, mañana martes se anuncia, a las ocho de la tarde, una novillada con tres de los noveles más destacados del año (Jiménez Fortes, el mexicano Sergio Flores y López Simón).

El miércoles la ya también tradicional corrida de rejones, en la que junto al gran ídolo local, Hermoso de Mendoza, hará el paseíllo el también navarro Roberto Armendáriz, demostrando que la Comunidad Foral se ha convertido, por la influencia del maestro de Estella, en otro de los núcleos más importantes, aparte de Jerez o Portugal, del moderno toreo a caballo.
Etiquetas
Selección DN+



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra