Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

SÉPTIMO ENCIERRO

Los montones en el encierro, un drama que se repite

Montón del año 1977.
Montón del 8 de julio de 1977
archivo
  • M.L./EUROPA PRESS. PAMPLONA
Actualizada 13/07/2013 a las 11:03
El último gran montón que se formó en el callejón de acceso a la Plaza de Toros de Pamplona durante un encierro data del 8 de julio de 1977. En aquella ocasión murió por asfixia el joven chantreano José Joaquín Esparza Sarasíbar, de 17 años. Además hubo dos heridos graves y unos cuarenta leves.

En aquella ocasión, al igual que ha ocurrido este sábado, los morlacos de la ganadería de Miura hicieron una carrera limpia hasta llegar a la muralla humana que les obstaculizaba la entrada al coso. Milagrosamente no hubo más heridos ya que los toros estuvieron a su merced a los mozos durante más de cuatro minutos.

También fue trágico el tapón que se formó el 9 de julio de 1975. Diario de Navarra lo calificó en su momento como «el más impresionante y trágico de la historia de los Sanfermines». La caída masiva de mozos a la entrada del ruedo acabó con un corredor muerto: Gregorio Górriz Sarasa, vecino de Arazuri, de 40 año, y 16 heridos graves.

A raíz de aquel episodio se habilitaron las gateras del callejón, con el fin de facilitar un posible refugio a los corredores. La medida no impidió que, dos años después, en 1977, se formase otro impresionante montón que costó la vida a José Joaquín Esparza.

El último montón importante tuvo lugar el 12 de julio de 2004, cuando los toros de Jandilla saltaron por encima de un montón que se produjo en el callejón, pero dos de ellos se dieron la vuelta y cornearon a los pamploneses Iván Nieto Aranguren y Raúl Jiménez, y al guipuzcoano Julen Madina, que fue volteado una y otra vez.

El callejón es la zona en la que se suelen producir los montones ya que es un punto en el que el recorrido se estrecha y provoca una especie de efecto embudo. Esta circunstancia, unida a la gran cantidad de mozos y a la velocidad de la carrera es lo que hace que se produzcan los montones.

El peligro con la llegada de toros y cabestros al montón es evidente y la lista de afectados, enorme, tanto por los riesgos de sufrir asfixia, como por el peligro que pueden causar los astados.

MONTONES QUE HAN PASADO A LA HISTORIA

El primer tapón del siglo XX del que existe constancia es el que se registró en el encierro del 7 de julio de 1922, día en el que se estrenó la nueva Plaza de Toros. Se formó un montón en el callejón y los toros, azuzados por los pastores, subieron por encima del tumulto y entraron en la plaza. El incidente se saldó con un centenar de heridos.

También el 7 de julio de 1943 se registró un tapón en el acceso a la Plaza de Toros. Los toros se pararon y tardaron tres minutos en pasar por encima de los mozos amontonados. Los corredores salieron hacia atrás y se formó otro montón a la entrada del callejón, lo que provocó que los astados quedaran encerrados entre los dos.

Además, se formaron tapones en el Callejón en los encierros del 7 de julio de 1957; del 8 de julio de 1970; del 7 de julio de 1972, cuando debido al montón que cortaba el paso en el Callejón los astados se dieron la vuelta, y el 13 de julio de este mismo año, que se saldó con 18 heridos leves.


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE