Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Entrevista

Milligan, al hospital, un año después de que su hermano fuera corneado

  • Tiene 42 años, ha hecho 63 carreras durante el último decenio y no impedirá a sus hijos que, si quieren, vengan a Pamplona a correr el encierro

0
Actualizada 11/07/2013 a las 12:48
  • EFE. PAMPLONA
Peter Milligan (New Jersey), tiene 42 años, ha hecho 63 carreras durante el último decenio, su hermano fue corneado en los Sanfermines el año pasado en una pierna y no impedirá a sus hijos que, si quieren, vengan a Pamplona a correr el encierro.

Así lo ha dicho este norteamericano en las urgencias del hospital Virgen del Camino de la capital navarra, en las que ha sido ingresado con el tobillo derecho roto tras correr esta mañana el quinto encierro de los Sanfermines 2013, en el que ha caído al ser empujado por otro corredor en el callejón de la plaza de Toros.

Desde la enfermería del coso pamplonés, uno de los más grandes del mundo, Milligan ha sido trasladado en ambulancia hasta el hospital, donde podría ser intervenido esta noche, según ha indicado el corredor.

Milligan es uno de los cuatro heridos que han sido trasladados a centros hospitalarios tras el rápido y peligroso encierro que han protagonizado los toros de la ganadería Torrestrella, cuyos toros han corneado a numerosos corredores.

Uno de ellos fue el también norteamericano Matthew Peter Tasio, quien murió en 1995 al ser embestido por el toro "Castellano", en la plaza del Ayuntamiento de Pamplona.

Agradecido por el trabajo del equipo médico que le ha atendido, que ha calificado de "excelente", ha asegurado que se sentía "en buenas manos" desde la camilla de urgencias, donde estaba junto a otro de los heridos.

"Por supuesto, volveré a Pamplona", ha declarado con determinación el corredor norteamericano, quien considera la rotura de su tobillo como "parte del riesgo" y que hubiera sido peor ser corneado. "Seré el próximo Padilla", ha manifestado entre risas.

Lo ha dicho a sabiendas de lo que es una cornada en los Sanfermines, ya que su hermano Ari Deutsch, con el que se encuentra en Pamplona, fue cogido en la pantorrilla por un toro el año pasado y "fue un shock" y "esto (lo que me ha pasado a mí) no es tan malo".

Precisamente, ha sido su hermano quien le ha acompañado en este viaje a Pamplona y, aunque se siente "afortunado" por no haber sido corneado, ha reconocido que está "triste" porque no podrá correr el viernes por las calles del casco viejo de la ciudad.

Su madre le ha llamado y está preocupada, al igual que su esposa, con la que ha estado en Pamplona y también sus dos hijos, a los que, según ha explicado, les encantan las fiestas de San Fermín, y que este año se han quedado en New Jersey.

En los encierros de los Sanfermines de este año han resultado heridos tres norteamericanos, ninguno por asta de toro.
Selección DN+



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra