Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Toros

A sol y sombra, dos maneras de disfrutar del espectáculo

  • Mientras que en los tendidos de sombra prefieren disfrutar de la corrida con bocadillos, los de sol optan por platos como el ajoarriero o la paella.

  • a.b. pamplona
Actualizada 14/07/2013 a las 06:01
La Monumental de Pamplona es una plaza especial. Y no sólo por la imagen que refleja con los asistentes al festejo taurino vestidos de blanco y rojo, también porque los diestros deben lidiar los toros a ritmo de canciones como "Sin tregua" o "La chica yeyé".

Y es que hay establecidos dos patrones a la hora de disfrutar del espectáculo: al sol y a la sombra. Por un lado, la mayoría de los que prefieren resguardarse del sol, que ha pegado con intensidad estas fiestas, hacen gala de sus mejores atuendos sanfermineros de un blanco impoluto. Por otro, están aquellos que aprovechan la corrida de toros para vivir la fiesta de día. Las prendas imprescindibles para los tendidos de sol son la bata y el delantal. A los hombros, una toalla, y en la cabeza, un gorro. Los hay que prefieren destacar entre la multitud y optan por disfrazarse con pelucas y complementos varios.

Una vez que el torero termina de lidiar el tercer morlaco, llega la hora de la merienda. Los de sombra son más de bocadillos, vino, cerveza y champán. Es habitual que en estos tendidos se compartan pastas, queso, chorizo... Pero en sol también son de compartir. Entre los platos favoritos están el ajoarriero , el relleno y la paella. Y para beber, los 'caldos' estrella son la sangría, el kalimotxo y el mojito. Si bien, la mayoría de estas bebidas acaban impregnadas en las ropas de los asistentes.

Mientras que para los más taurinos, ubicados habitualmente en los tendidos de sombra, lo importante es lo que ocurre en el ruedo, para los que van con las peñas, lo fundamental es la fiesta. Todos bailan al ritmo de la música de las charangas y muchos están de espalda al coso, sin prestar la mínima atención a la corrida.


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE