Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

DÍA DE LOS MAYORES

Los Sanfermines son "lo mejor del mundo", afirma una centenaria

  • Junto a ella han sido recibidas por el alcalde, Enrique Maya, María Ochotorena y Dolores Neris, quienes han recibido un pañuelico, una imagen de San Fermín y un ramo de flores

Los homenajeados junto a sus familiares y la corporación municipal.
Los homenajeados junto a sus familiares y la corporación municipal.
a.burdaspar
  • EFE. PAMPLONA
Actualizada 12/07/2013 a las 15:13
"Los Sanfermines son preciosos, lo mejor que hay en el mundo", ha afirmado María Jesús Churio, una de las tres centenarias que ha sido homenajeada por el Ayuntamiento de Pamplona con motivo de la celebración del "Día de los mayores" en las Fiestas de San Fermín.

Junto a ella han sido recibidas por el alcalde, Enrique Maya, María Ochotorena y Dolores Neris, quienes han recibido un pañuelico, una imagen de San Fermín y un ramo de flores.

En declaraciones a los periodistas, Churio ha recordado que cuando era joven y vivía en Irurtzun solía trasladarse todos los años a Pamplona, a casa de sus tíos, para disfrutar de los sanfermines.

De aquellos años ha recordado "la alegría de los sanfermines, de la gente". "Eso me alegraba mucho", ha remarcado la anciana, quien ha reconocido que ahora ya no va a los encierros porque tiene "muchos años", pero que antes iba todos los años.

Para ella "los Sanfermines son preciosos, de lo mejor que hay en el mundo", algo que, en su opinión, constata el hecho de que "viene gente de todas las partes del mundo a Pamplona".

En el acto el alcalde, quien previamente ha asistido a la misa de los mayores, ha sostenido que es el momento de reconocer a los mayores todo lo que han hecho y lo que hacen.

Y es que, según les ha dicho, "sois fundamentales, sobre todo en estos momentos de crisis en los que las personas mayores estáis trabajando duro, ayudando en vuestras familias para que podamos ir poco a poco saliendo de estos momentos difíciles".

A todos ellos les ha agradecido lo que han hecho y lo que hacen, tras lo que ha remarcado que este reconocimiento es lo "menos que se puede hacer para tanto que merecéis".

En su discurso, el alcalde ha tenido palabras de recuerdo para otro centenario, el fotógrafo Canito, que ha dejado "una herencia fotográfica maravillosa" que puede verse en una exposición en el Palacio del Condestable y que les ha invitado a visitar porque "seguramente les traerá recuerdos".

El acto, al que han asistido varios miembros de la Corporación municipal, ha estado amenizado por Voces Navarras que han interpretado diferentes temas propios de las fiestas en honor a las centenarias.

Después del homenaje, el Ayuntamiento de Pamplona ha querido reconocer la labor de Miguel Ángel Alústiza, de la Casa de Misericordia. Se le ha hecho entrega de una reproducción de la fachada de la Casa Consistorial como detalle por el trabajo que realiza en la Meca desde el año 1959.

Además, Maya le ha colocado un pañuelico de fiestas a Teresa Manso, fundadora del grupo de danzas Duguna, en cuyo honor, los propios dantzaris de Duguna han bailado un aurresku.

Dolores Neris Segur cumplió cien años el 25 de diciembre. Nacida en un pueblo de Cáceres llamado Ladrillar, desde muy pequeña se dedicó al trabajo en el campo, por lo que no pudo asistir a la escuela.

Posteriormente se casó y tuvo siete hijos. Desde hace unos quince años vive en Pamplona, ciudad a la que vino ya que algunos de sus hijos se habían trasladado a aquí. A los pocos años de estar en Pamplona, enviudó y desde 2011 vive en la residencia El Mirador.

María Jesús Churío Huarte nació en Uharte-Arakil el 12 de marzo de 1913. Nacida en el seno de una familia en la que eran seis hermanos, tres chicos y tres chicas, tuvo que emigrar de joven a Francia, acompañada por un grupo de navarros que viajaron al país vecino en busca de empleo.

Allí estuvo varios años y, a su vuelta, trabajó en el hotel Maisonnave hasta su jubilación. Ha permanecido soltera y tiene varios sobrinos. Reside en la Casa de Misericordia.

María Ochotorena Espila nació el 31 de mayo de 1913 la localidad navarra de Arguiñano. En su larga vida ha trabajado de cocinera en San Sebastián, Madrid y Pamplona. También se ha encargó del cuidado de un primo suyo sacerdote. Desde hace 14 años reside en la Casa de Misericordia donde convive con su hermana que actualmente tiene 96 años.
Etiquetas


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE