Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
PERSONAJES DE LA FIESTA

"El San Fermín de Santo Domingo está en el hall de mi casa"

  • Mariví Esparza, de 57 años, pone y quita la imagen del Santo para los encierros y el resto del año convive con ella desde los Sanfermines de 1978

Mariví Esparza, en la cuesta de Santo Domingo.

Mariví Esparza, en la cuesta de Santo Domingo.

AZCONA
9
Actualizada 08/07/2013 a las 08:10
  • JOANA PERNAUT. PAMPLONA
Prefiere el anonimato, la intimidad. Sin embargo, cuando llegan las fiestas, siente como si la persiguieran los paparazzis y hasta ha tenido que responder a llamadas telefónicas de Caracas. Así es porque Mariví Esparza se encarga de poner y quitar la imagen de San Fermín para el encierro en la hornacina reservada para el santo en la cuesta de Santo Domingo. Lo hace desde 1993, cuando murió su marido, Andoni Barba, y ella le tomó el relevo.

Esa imagen del Santo, durante el año, preside el hall de la casa de esta mujer de 57 años, mientras que en la hornacina dejan una réplica. La auténtica pertenece a las peñas y lleva 31 años con la familia de Mariví. "Es uno más de la casa", concreta Esparza, quien nació en Echauri aunque antes de los 2 años ya residía en la calle Jarauta de Pamplona.

El convivir con este inquilino se remonta a los Sanfermines de 1978. Según recuerda Esparza, miembro de la peña Donibane, debido a los altercados de aquellas fiestas, la imagen de San Fermín que las monjas instalaban en el Hospital Militar se rompió y los mozos se quedaron sin imagen a la que cantar antes del encierro. "Cuatro mozos de peña, entre ellos mi marido, decidieron comprar otra, además de los candelabros y las flores", rememora.

Desde entonces, al abrir la puerta de casa, Esparza mira cara a cara al Santo. Dice que ella y los suyos no son de ?pedirle cosas?, aunque sí que otros le solicitan las velas que le colocan los días del encierro. "Cuando alguien viene por primera vez a casa y lo ve sí que nos preguntan: '¿Es San Fermín?".

En este sentido, Esparza recalca que "los Sanfermines son una fiesta de gente anónima, todo está en su sitio por gestos de personas desconocidas". De hecho, insiste en que preferiría que su labor pasara desapercibida. "Nos gusta la intimidad, antes era una cosa más nuestra, algo más pequeño, de una ciudad pequeña como es Pamplona", reflexiona.
Y agrega que si su marido viviera opinaría lo mismo. "Él falleció hace 20 años. Entonces, a él le hacía ilusión cuando le sacaban una foto mientras colocaba a San Fermín. Hoy, no tiene nada que ver". Incluso, Esparza llega a temblar por temor a no poder entrar a Santo Domingo, hacia las 7.30 horas, para cumplir con su cometido. "Suelo ir a las Dianas y llego desde la calle Mayor, pero hay tanta gente que es casi imposible pasar", describe.

SU HIJA GOIZARGI TOMA EL RELEVO


Quien fuera trabajadora en una ortopedia se declara una "sanferminera tremendísima", como su madre. De su padre, quien falleció cuando ella tenía 3 años, subraya que corría el encierro en Santo Domingo. Una carrera que a ella le apasiona. "No conozco un día sin verlo y lo he hecho desde todos los rincones de Pamplona", confiesa.
Sin embargo, ella nunca ha barajado correrlo. "Le tengo un miedo horrible y sé lo que es. Carezco de valor y fuerza, me quedaría paralizada, aunque creo que comparto las emociones del corredor, esos sentimientos de miedo y ganas".

Lo opina quien ha vivido mucho en el "ambientillo", tanto por estar en Santo Domingo, como por almorzar con los corredores. A su vez, hace hincapié en su presencia femenina en Santo Domingo, una zona "muy de hombres". "Ahora quizá no tiene tanta importancia, pero en aquella época?", sugiere. Y ella no es la única mujer, ya que Esparza y su hija Goizargi se alternan para colocar al Santo. "En 2006 me rompí un dedo y mi hija me dijo: 'Voy a ir yo'. Y me pareció genial".
Selección DN+



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra