x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
San Fermín 2019

Las historias que esconde el vallado del encierro de San Fermín

Imagen de uno de los mensajes plasmados en el vallado que protege el encierrillo de Pamplona.

Imagen de uno de los mensajes plasmados en el vallado que protege el encierrillo de Pamplona.

D.G.
Actualizada 03/07/2019 a las 13:39
Etiquetas
A+ A-

Seguramente se haya fijado, o no. Para mí había pasado desapercibido hasta ahora. Quizá por aquello de que nos cuesta ver lo que tenemos delante. El caso es que con la entrada de julio, Pamplona siente ese no sé qué presanferminero y se llena de turistas; los ves de aquí para allí, fotografían la plaza consistorial, buscan dar una tregua al calor dentro de la Catedral y guardan para el recuerdo una foto subidos al vallado del encierro. Y, sin ser conscientes, están pisando -que no pisoteando-, abrazando o rozando las historias que, allí mismo, no sólo vivieron sino que escribieron otros. Estas 13.000 piezas de madera de pino roncalés han sido testigo de una gran parte de los 'momenticos' sanfermineros; la mayor parte de amor, para qué vamos a engañarnos. Antes se utilizaban los árboles para grabar navaja en mano un amor que se creía eterno, hoy se publica en Instagram. A medio camino quedó el vallado del encierro.

Entre iniciales, fechas y ciudades alguien decidió utilizar el vallado para dibujar una sonrisa a su pareja. “Quisiera ser gato para vivir contigo siete vidas más. Zorionak”. La inscripción es una versión original de las muestras de amor que inundan estos tablones. Puede que sea de dos pamploneses que todos los años se acercan hasta la inscripción; o no. Quizá fue un mensaje que quedó grabado por dos visitantes que quisieron atestiguar que habían estado allí; o un mensaje de felicitación y ánimo de la pareja de un corredor que sabe que siempre arranca la carrera desde este punto. La mayoría de los mensajes que hacen del vallado un lienzo son, como ésta, las declaraciones de dos enamorados. “629 meses de amor (2009). Felicidades/Zorionak. Mi regalo eres tú”. “Hoy te comeré el corazón a besos”. Algunos, incluso vuelven para testificar ese amor que se prometieron. “Gorka. Te quiero. Tu txurrita. Xira”, y justo debajo: “Después de 1 año nos queremos +y+y+”.

 

LA VUELTA AL MUNDO EN 850 METROS

“Chicago. 7.7.2018” da la bienvenida a los mozos que optan por correr el tramo final del callejón. Dos tablones más abajo, Australia, Roma o San Petersburgo 'saludan' por igual a turistas, corredores y reses. Como si de un muro de Berlin se tratase, el vallado del encierro de San Fermín es uno de esos símbolos que sirven a turistas para atestiguar el “aquí estuve yo”. Entre los 850 metros de recorrido de encierro y los 450 de encierrillo, Pamplona concentra casi tantas ciudades como visitantes sanfermineros recibe; algunas sólo se citan: “14.07.2016. Alicia. Australia”, “San Petersburgo”, otras invitan al intercambio turístico mientras resaltan sus virtudes: “Viva Cádiz, que es la ciudad más guay que se puede encontrá en el mundo mundiá”. Visto lo visto, Pamplona no se queda atrás.

Otros versionan ese “aquí estuve yo” incluyendo no sólo la fecha y su ciudad de origen, sino a toda su familia: “Familia Ruiz. Rosario, Eloy, Susana, Marcos, Sonia, Álvaro, Pedro, Julia, Paco. 2016. 2018”. Los hay que entre detalles, se ponen a dibujar el bar en el que estuvieron disfrutando de estas fiestas, o los que, con las prisas del directo, los nervios del encierro y la rugosidad de la madera, dejaron su mensaje a medias.

 

CORRER O NO CORRER

“Este año el último”, prometió María José allá por 2016. No sabemos si lo ha cumplido. Mientras que unos graban sus promesas en la madera que los vio sufrir y disfrutar a partes iguales, otros la utilizan para tachar cosas pendientes de su lista. “Todos los planes cumplidos”. Quizá este último repitió; alguno lo lleva haciendo durante años y no tiene intención de dejarlo. “24 y los que quedan, no os vais a librar de mí”.

Es la forma que tienen los que visitan San Fermín de dejar constancia de las risas, las amistades, los nuevos amores o las promesas que hicieron aquí. Al parecer, entre ellas se encuentran las de “Homer J. Simpson” o “Valentino Rossi”, y nosotros sin enterarnos.

 

Etiquetas
Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra