Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

HOMENAJE

Emotivo homenaje a Julen Madina en la capilla de San Fermín

Una abarrotada capilla de San Fermín ha recordado este miércoles al corredor Julen Madina, fallecido el pasado agosto

Ampliar Una abarrotada capilla de San Fermín ha recordado este miércoles al corredor Julen Madina, fallecido el pasado agosto.
Una abarrotada capilla de San Fermín ha recordado este miércoles al corredor Julen Madina, fallecido el pasado agosto.
  • Saioa Rolán
Publicado el 12/07/2017 a las 14:24
Un emotivo homenaje ha recordado este miércoles a Julen Madina, “el corredor de encierros por excelencia”. Con estas palabras le han definido sus amigos de Pamplona en la eucaristía celebrada en una abarrotada capilla de San Fermín, en la iglesia de Santo Lorenzo, justo el día en que se casaron sus padres y la fecha en la que él fue corneado por un jandilla.
Serena y alegre. Así ha sido la celebración en honor al corredor de Hernani, que falleció el pasado 30 de agosto tras sufrir un accidente en la playa La Zurriola, en San Sebastián.
“Julen, cuando te recibieron allí arriba, se escucharon los gritos desde aquí: '¡Abridle la puerta, la puerta grande, que llega el corredor por excelencia!”, le ha dedicado el corredor Miguel Ángel Eguíluz, amigo de Madina. Tras interrumpir su discurso debido a las lágrimas, el pamplonés ha retomado sus cariñosas palabras: “No faltarás nunca, porque siempre estarás con nosotros. Ha sido un honor correr contigo. Hasta siempre, maestro. Hasta siempre, amigo”.
La misa ha estado marcada por la emoción: en las palabras de sus amigos; en los pañuelicos con su cara anudados en el cuello de sus familiares; en los aplausos de toda la capilla San Fermín; en la jota compuesta y cantada para él; en las partituras de la Cofradía de San Saturnino; en los abrazos entre familiares, corredores y pastores. “Esto es impresionante”, resumían los hermanos de Julen Madina al término de la celebración, agradecidos por el “cariño” que les ha ofrecido Pamplona.
volver arriba

Activar Notificaciones