Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Opinión
Editorial

Los ecos en España del asalto al Capitolio

Los sucesos de Washington han tenido protagonismo en la política española. Los líderes políticos subrayan el riesgo de la polarización, pero siempre mirando a la otra bancada

  • Diario de Navarra
Actualizada 10/01/2021 a las 06:00

El asalto de las turbas alentadas por el todavía presidente Trump al Capitolio ha tenido también su protagonismo en la política española. Como no podía ser de otra manera, los principales líderes políticos expresaron su condena ante este gravísimo asalto que ha dado la vuelta al mundo, y aprovecharon el suceso para subrayar el riesgo que entraña la polarización política. Eso sí, siempre mirando a la bancada opuesta, lo que da cuenta de que más allá de las palabras no está del todo claro que hayan interiorizado el mensaje. Lo ocurrido esta semana en Washington es un inquietante recordatorio de que la democracia no se garantiza por sí misma, que requiere del compromiso y de la determinación política de creer en ella. A garantizar el sistema democrático contribuyen el respeto entre las distintas fuerzas políticas, el cuidado de las expresiones y los calificativos al manifestarse en público y el huir de discursos populistas basados en el desprecio a las reglas de juego y a las instituciones democráticas. Un apartado en el que hay que incluir las redes sociales, donde abundan los mensajes incendiarios que buscan contentar a los más fieles, pero cuyas consecuencias corren el riesgo de no ser calibradas convenientemente.

Las encuestas del CIS, antes de que la pandemia lo ocupara todo, ya vienen reflejando desde hace tiempo el descontento y la desafección de los ciudadanos hacia la clase política, hasta el punto de llegar a considerarla como uno de los principales problemas del país. Algo que reviste una gravedad mayor de la que a simple vista puede parecer ya que es el quehacer diario de la clase política el que da forma a la opinión y al sentir ciudadano. Y es preocupante el espectáculo que vemos muchos días de falta de respeto a las reglas de juego democrático, a la separación de poderes, a la sobreactuación, independientemente del asunto que esté en cuestión. La tarea que debe concentrar toda la energía de la clase política es trabajar por afrontar los grandes retos que presenta una crisis sanitaria y económica de primera magnitud. Lo ocurrido en Estados Unidos es un aviso del riesgo que entrañan la polarización política y el populismo. Una lección que no hay que subestimar.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE