Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Opinión
Editorial

El duro impacto de la pandemia en el paro

Los datos del paro registrado en 2020 dan buena muestra del desastroso efecto de la pandemia en el mercado laboral. Navarra cierra el año con un fuerte incremento del desempleo

  • Diario de Navarra
Actualizada 06/01/2021 a las 08:33

Si persistía alguna duda del terrible impacto que la pandemia ha tenido sobre la actividad económica, los datos conocidos este martes sobre el paro registrado en 2020 la han disipado con creces. En Navarra, el paro rebasa ya los 40.000 desempleados y cierra el año con fuerte un incremento del 22%. En total, son 7.439 parados más. En el conjunto del país, los datos son igualmente significativos: a lo largo de 2020 se destruyeron 360.000 puestos de trabajo en los cómputos de la Seguridad Social, con especial incidencia en los contratos temporales, y el desempleo subió en 725.000 personas, hasta los 3,88 millones, mientras siguen en Experdiente de regulación temporal de empleo 756.000 personas. Son los datos que dejan una crisis sanitaria que puso fin a cinco años de recuperación de la economía española. Las medidas adoptadas por el Gobierno evitaron una catástrofe mayor, no se puede olvidar que durante el primer y más duro confinamiento llegaron a entrar en regulación temporal 3,4 millones de personas. La contrapartida, entre prestaciones a los trabajadores y exoneraciones a las empresas, alcanza el 3% del PIB. Los agentes sociales y el Gobierno ya negocian una prórroga de estas ayudas, que vencen el próximo día 31, para evitar que los beneficiarios de los ERTE se conviertan en parados. El esfuerzo social realizado queda patente en estos datos: un total de 8.078.758 personas percibieron prestaciones por desempleo en algún momento de 2020, con un máximo mensual en mayo, cuando hubo casi 6 millones de beneficiarios de alguna prestación del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE); ahora, unos tres millones de personas reciben todavía alguna ayuda oficial. Si se confirma que una tercera embestida del coronavirus obliga a recortar de nuevo y drásticamente la movilidad y la actividad peligraría aún más la recuperación. Y las cifras de los últimos días no invitan al optimismo. De ahí que sea haga más necesaria si cabe la urgencia de la vacunación, que debe anteponerse a cualquier otra necesidad porque es la única solución para salvar vidas y encauzar cuanto antes la reactivación.

Etiquetas

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE