La Hemeroteca
Hoy puedes ver DN+ sin publicidad, como si tuvieras una suscripción... Suscríbete y será así todos los días.
Suscríbete a DN+
Opinión
EDITORIAL

El Gobierno de Barkos renuncia al TAV

Editorial

Editorial

Editorial
17/09/2017 a las 06:00
  • Diario de Navarra

Las declaraciones realizadas a este periódico por el ministro de Fomento sobre la decisión del Estado de acometer sin más dilación las obras del corredor ferroviario de alta velocidad son de suma gravedad. Vienen a confirmar que el Ejecutivo de Uxue Barkos ha cedido a las presiones de sus tres socios (Bildu, Podemos e I-E) para no apoyar una obra estratégica para el progreso de la Comunidad foral.

La gestión foral del TAV ha estado rodeada de excusas, dilaciones y falsedades

Íñigo de la Serna asegura que el vicepresidente Manu Ayerdi, pese a apoyo personal a una infraestructura que considera fundamental para el futuro de Navarra, le comunicó que no tenían ninguna intención de responder a la propuesta de convenio con Fomento. De ahí que el Ministerio anunciase esta semana su intención de ejecutar el proyecto en los plazos previstos, sin esperar a la colaboración del Ejecutivo navarro, y dados los “sucesivos retrasos injustificados, incumplimientos de plazos acordados y ausencia de respuesta”. Los hechos revelan que no se trata de un invento ni de una iniciativa caprichosa del ministro. Muy al contrario. Para Íñigo de la Serna “se está produciendo una gran anomalía”. “Todas las comunidades autónomas sin exclusión -dice- se nos insta de forma contundente a ejecutar las actuaciones con rapidez, salvo aquí que sucede todo lo contrario”. Ayer se quejaba La Rioja. El ministro deja al descubierto los falaces argumentos del Gobierno del cuatripartito. La portavoz María Solana aseguró que no tenían ultimado el convenio cuando Ayerdi había confirmado que estaba preparado. Más tarde lo han supeditado a la firma del Convenio Económico, otro pretexto más, ya que nunca estuvo vinculado al acuerdo del tren alta velocidad como ha aclarado el consejero Aranburu. Es fácil pensar que la falta de respuesta a Fomento tampoco ha tenido que ver con plazos ni con cuestiones técnicas desde el momento en el que la portavoz oficial reconoció que no se incluiría ni una partida para el TAV en los presupuestos de 2018. Dilaciones, excusas y falsedades públicas. La responsabilidad en la que incurren los responsables del Gobierno foral es inmensa. No solo olvidan su compromiso de modernizar las comunicaciones de la Comunidad -dan la espalda a una gran obra que hace y paga el Estado- sino que ceden al manifiesto chantaje de quienes se oponen a una obra de interés general.

Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra