La Hemeroteca
Hoy puedes ver DN+ sin publicidad, como si tuvieras una suscripción... Suscríbete y será así todos los días.
Suscríbete a DN+
Opinión
EDITORIAL

Podemos da marcha atrás en la extra

Logo editorial.

Logo editorial.

DN
14/10/2016 a las 06:00
Etiquetas
  • DN
El grupo de Podemos en el Parlamento foral finalmente no dio ayer un paso al frente para apoyar el pago ya del resto de la extra a los funcionarios forales. En este tema, Podemos mostró su total subordinación a los deseos del cuatripartito que apoya en el Gobierno. Pero no por convicción, lo que tendría toda la lógica del mundo, sino al contrario, después de haber hecho de este tema una bandera de reivindicación. Los líderes de Podemos en Navarra incluso salieron a la calle para colocarse detrás de la pancarta con la que los funcionarios pedían el pago de su extra para no quedar en peor condición que de los del Estado. Sin embargo, a la hora de la verdad, no han hecho uso del poder que las urnas concedieron a su formación a la hora para cambiar el fiel de la balanza en el Parlamento de Navarra. Sus principios se han diluido como un azucarillo en la conveniencia partidista. A la vieja usanza. Influye, sin duda, el hecho de que la propuesta de ley para hacer este pago venía de UPN y los populistas navarros no se han atrevido a que su voto fuera interpretado como una pinza al Gobierno. Es decir han pesado más sus propios intereses como partido o como opción política concreta que la defensa de los intereses de los funcionarios que siempre han dicho defender. Un dato a futuro a tener en cuenta. Podemos muestra en Navarra su débil perfil político. Apoya al Ejecutivo de Barkos de forma incondicional porque cumple con su principal objetivo, la de ser una alternativa de Gobierno que deje fuera al partido más votado, a UPN. Pero, a la vez, se muestra incapaz de tener voz propia en el conjunto del cuatripartito. No ha sido capaz de explicar a sus votantes sus apuestas y en qué condiciona la acción de un Gobierno cuyo liderazgo recae en Geroa Bai y, por tanto, en el PNV, un partido tan alejado de sus postulados políticos. De hecho, cuando marca distancias, como en el caso de los funcionarios, se ve luego obligado a dar marcha atrás. Hasta I-E, mucho más pequeño en votos, es capaz de mostrar con mayor claridad sus límites para evidenciar una posición propia para sus electores dentro del cuatripartito. Y difuminarse es muy mal recurso en política.

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra