La Hemeroteca
Hoy puedes ver DN+ sin publicidad, como si tuvieras una suscripción... Suscríbete y será así todos los días.
Suscríbete a DN+
Opinión
EDITORIAL

El acuerdo pendiente sobre el Convenio

Logo editorial.

Logo editorial.

DN
11/10/2016 a las 06:00
  • DN
El Convenio Económico vuelve a primera línea de la actualidad política. El Gobierno foral señaló ayer que, según sus cálculos técnicos, la aportación de Navarra a las cargas generales en este quinquenio (2015-2019) debiera ser de entre 100 y hasta 250 millones menor a la actual. Todo justo después de que se conociera, en este periódico, que el Gobierno cuatripartito presupuestó para este 2016 un pago de 515 millones cuando sus técnicos señalaban que, sin un nuevo acuerdo, la cifra resultante a pagar sería de 613 millones. El Convenio regula cuánto debe pagar Navarra al Estado por los servicios que le presta (desde Asuntos Exteriores a Defensa, Justicia, buena parte de las infraestructuras, intereses de la Deuda, etc..) y esta cantidad se determina cada cinco año mediante acuerdo entre ambos. El anterior finalizó en 2014 y en 2015 tocaba aplicar el nuevo, aunque las negociaciones reales están pendientes porque la parálisis política en Madrid ha impedido avanzar hasta ahora. Mientras tanto, el Gobierno foral, como hace siempre, realizó sus cálculos de cara a esta negociación. Lo inició el Gobierno de UPN y lo ha cerrado el actual, porque ambos sabían que era necesario para el proceso de negociación con el Estado. Y aquí estamos. Siempre suele haber discrepancias en este tema, como es lógico porque ambas partes defienden sus intereses. Pero siempre ha acabado habiendo un acuerdo firmado. Es decir, ha primado la voluntad de encuentro y de mutua lealtad. Por cierto, no como en el País Vasco, donde el cupo lleva años pendiente de un acuerdo inexistente. Pues bien, el camino correcto es el de buscar el acuerdo razonable. Por supuesto, Navarra debe poner sobre la mesa, y con firmeza, sus razones para pagar lo justo. Y defenderlas con ahínco. Para ello, nada mejor que apelar a la unidad de las fuerzas políticas en el defensa del Convenio Económico, como ha ocurrido siempre. Lo único que sería un error es convertir este debate, que ni es nuevo ni será el último, en una batalla política partidista. Y el nacionalismo vasco tiene la tentación de verlo en este plano, como un ataque identitario, desde el victimismo. Ese no es el camino.

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra