La Hemeroteca
Hoy puedes ver DN+ sin publicidad, como si tuvieras una suscripción... Suscríbete y será así todos los días.
Suscríbete a DN+
Opinión
EDITORIAL

Sánchez deja al PSOE partido en dos

Logo editorial DN

Logo editorial DN

DN
Actualizada 01/10/2016 a las 22:54
  • DN
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, perdió el órdago lanzado. La derrota de su propuesta para convocar un Congreso Federal con carácter inmediato este mes para su posible reelección le llevó a tener que presentar la dimisión. Un sábado negro no solo para el dirigente socialista sino para una formación, que desde ayer ha quedado partida en dos y malherida.
La derrota de Sánchez no significa la victoria de sus críticos, ya que pierde todo el partido
 Paupérrimo balance para la gestión de Sánchez, que además de cosechar sucesivos fracasos electorales a lo largo de los dos últimos años ha sido incapaz de mantener la unidad y cohesión interna de una organización centenaria. Colofón de este despropósito fue la caótica jornada de ayer en la sede de Ferraz, donde los partidarios del secretario general y sus opositores se enfrentaron sin recato y mostraron en público sus irreconciliables diferencias. Pocas veces se ha asistido a un espectáculo tan bochornoso como el vivido ayer, seguido en directo a través de los medios. El drama para la militancia y simpatizantes socialistas es mayor porque la derrota de Sánchez no significa, ni por asomo, la victoria de sus críticos, los barones territoriales andaluces, valencianos, aragoneses, extremeños o manchegos. Como tampoco hubiera sido la del hasta ayer secretario general de haber logrado sacar adelante su propuesta de convocar un congreso extraordinario en noviembre, precedido de unas 'primarias' para la elección del secretario general. Los críticos, disconformes con el callejón sin salida en el que se había metido su líder, con su inquebrantable 'no a Rajoy' que abocaba a unas terceras elecciones, querían descabalgarle y aplazar el congreso hasta después de que se forme un gobierno en España. Han perdido todos. A expensas de nuevos acontecimientos -la gestora deberá aclarar su postura ante la investidura de Rajoy, a la que se opone una parte de la militancia- el panorama de la gobernabilidad de España sigue en el aire como el futuro del PSOE. Ambas incertidumbres son malas para el país, puesto que el PSOE como partido de acreditada solvencia es necesario para asegurar la estabilidad del sistema. Su posición hegemónica como fuerza de centro izquierda ha sido la alternativa perfecta al centro derecha. Un equilibro que costará recomponer a la vista de las corrientes populistas imperantes.

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra