La Hemeroteca
Hoy puedes ver DN+ sin publicidad, como si tuvieras una suscripción... Suscríbete y será así todos los días.
Suscríbete a DN+
Opinión
OPINIÓN

Los peligros y oportunidades que encierra PlayStation 4 Pro

Borja Vaz

Borja Vaz.

15/09/2016 a las 06:00
Etiquetas
El pasado miércoles 7 de septiembre Sony presentó en Nueva York un nuevo modelo con más potencia sin cambiar de generación, la primera vez que algo así se lleva a cabo en el mercado de las consolas de salón.

Los rumores comenzaron a sonar con fuerza a principios de año. Bajo el nombre en clave de Neo, se filtró que Sony trabajaba en secreto en una PlayStation 4 con entrañas mejoradas para poder llegar a reproducir resoluciones 4K, el nuevo estándar en paneles de televisión que los fabricantes están tratando de introducir en el mercado y que promete una cantidad de píxeles cuatro veces mayor que el anterior estándar de Full HD o 1080p. El rumor causó mucho revuelo porque era la primera vez que en una misma generación se trataría de introducir en el mercado un dispositivo con capacidades técnicas radicalmente diferentes. Es importante recalcar que las generaciones de consola suelen durar en torno a 5 o 6 años, un tiempo que permite amortizar las millonarias inversiones (las primeras unidades apenas contienen un margen de beneficio para las marcas, cuando no las venden a coste o incluso con pérdidas, como fue el caso de PlayStation 3) y da el tiempo necesario a los desarrolladores para sacar el máximo partido a la máquina.

Antes de la feria del E3 Andrew House, presidente de Sony Interactive Entertainment, en declaraciones a la BBC, confirmó la existencia de la consola mejorada, pero advirtió que no hablarían de ella durante la feria, sino que la presentarían con el año más avanzado. Microsoft aprovechó esta ausencia para presentar un breve avance durante su conferencia de Project Scorpio, una remodelación de su Xbox One para finales de 2017 que buscaría ser la consola más potente jamás creada, y agitó la mágica cifra de 6 teraflops de potencia gráfica.

Durante el evento del día 7, Sony levantó el telón y mostró al mundo lo que había preparado. Neo se revelaba como PlayStation 4 Pro, y recalcaron que no era una generación distinta, sino una consola destinada al público más entusiasta, pero con la misma arquitectura básica de la PlayStation 4, por lo que sería totalmente compatible hacia atrás y hacia delante con esta, es decir, todos los juegos, pasados y futuros, de PlayStation 4 funcionarían en ambos sistemas sin problemas. En cuanto a especificaciones técnicas, la nueva consola cuenta con 4,2 teraflops de potencia gráfica y una CPU algo más rápida, lo que supone bastante diferencia con los 1,84 teraflops de la PlayStation 4 original, pero que no puede hacer frente al número aportado por la Scorpio. El consenso entre los analistas tecnológicos es que tampoco va a ser suficiente para alcanzar los 4k nativos, por lo que habrá que recurrir a trucos como el upscaling.

La gran pregunta que hay que hacerse ahora es por qué Sony se ha decidido a hacer esto. La realidad es que las grandes compañías nunca saben cómo va a reaccionar el mercado ante sus dispositivos, y después de experimentar unas ventas sensacionales durante los primeros años de vida, la idea generalizada es que estas consolas han llegado demasiado pronto a su límite tecnológico, y que muchos jugadores entusiastas están volcándose en el mercado de PC, que se actualiza constantemente. El dispositivo de realidad virtual de Sony, con fecha de lanzamiento en octubre, no puede ofrecer los resultados de sus competidores en PC, HTC Vive y Oculus Rift. La compañía japonesa ha diagnosticado que el mercado de las consolas está acercándose a un modelo más propio de los smartphones, y que es necesario probar actualizaciones a mitad de generación para seguir resultando atractivos.

A estas alturas nadie sabe si la PlayStation 4 Pro va a funcionar. Se queda corta de potencia como para suponer un salto cualitativo adelante, pero su precio de 399 € es muy atractivo, tan solo 100€ más que el modelo estándar. Varios desarrolladores han anunciado que tienen planeado ofrecer parches de actualización a sus juegos para sacar partido a la nueva potencia, pero tampoco se sabe si va a quedar en algo puntual. Existe un peligro verdadero de que las empresas descuiden los procesos de optimización en los juegos de PlayStation 4, centrando su atención en Pro, que ofrece más facilidades. Habrá que ver cómo funciona durante la temporada navideña, pero el momento es determinante. El mercado de las consolas puede experimentar un cambio drástico en los próximos meses y simplemente quedan demasiadas incógnitas por despejar.
Etiquetas
Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra