Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Blog Hogar Dulce Hogar

Pon una antigüedad en tu vida

Aún recuerdo a mi abuela guardando sus peinetas y turbantes en un antiguo bargüeño que tenía en el salón de su casa

Pon una antigüedad en tu vida
Pon una antigüedad en tu vida
  • DN INMO
Actualizada 27/10/2020 a las 10:30

Aún recuerdo a mi abuela guardando sus peinetas y turbantes en un antiguo bargüeño que tenía en el salón de su casa. Lo hacía de manera ceremoniosa, casi reverencial, como si esa delicada manera de guardar aquellos tesoros, supusiera un homenaje, un preservarles del paso del tiempo. Yo la observaba desde un rincón del salón y esperaba a que terminara con su ceremonia, paciente, expectante…Cuando por fin salía de la habitación, yo esperaba unos segundos hasta oír sus pasos alejándose suavemente por el pasillo y entonces, con mucho, mucho sigilo, cogía un reposapiés, lo colocaba frente al bargueño y me subía en él.

Comenzaba entonces mi ritual, del que yo creía ajena a mi abuela y, ahora lo sé, ella era plenamente consciente, es más, preparaba el escenario para mí, su única nieta, la que sabría apreciar su legado.

Así que allí subida me dedicaba durante unos instantes a oler, casi saborear, el aroma de la madera de nogal inglés con marquetería de sándalo de aquel mueble que me escondía sus misterios; paseaba mis dedos por sus filigranas y volutas y me preguntaba cómo serían de pequeños los dedos de la niña que puso esos trocitos de madera clara en aquel cofre del tesoro.

Tras esa fase de reconocimiento, lentamente, iba enumerando los cajoncitos que se mostraban ante mí, el de las peinetas, el de los turbantes, el de las diademas, el de los pañuelos, el de los broches…hasta había alguno con plumas pequeñas recogidas en alfileres. A mí todos aquellos adornos me parecían dignos de una reina y durante un buen rato me dedicaba a probármelo todo y a pasearme con ello delante de un espejo.

Después, cuando ya barruntaba que mi abuela estaría a punto de descubrirme, me afanaba en guardarlo todo en su sitio, cajón por cajón, en el mismo orden por ella establecido, para que no notara mi intrusión. Y me quedaba junto al bargueño aspirando su olor y contando ya los días que faltaban para volver a descubrir sus tesoros.

Hoy ese precioso bargueño de mi abuela está en mi salón, en un lugar de honor, formando parte de un entorno ciertamente moderno y de tonos suaves, musgos, casi blancos. En mi casa ha adquirido el protagonismo que no tenía en casa de mi abuela, tan lleno el salón de muebles oscuros, grandes, que no le dejaban respirar, ser él mismo.”

En la actualidad se repite en decoración el estilo nórdico, todo blanco, impoluto, a lo sumo algo de madera clara, pero a mi modo de ver, algo frío e impersonal, creo que es importante resaltar el carácter de las piezas antiguas, diferentes, con clase.

En todas las ciudades hay restauradores que serán capaces de dar a ese mueble antiguo que has heredado o rescatado en un brocante, la nueva vida que merecen. Los trabajos de restauración no son tan caros como creemos y esas piezas se convertirán en el centro del lugar donde las coloquemos. Darán a nuestro hogar ese toque personal, elegante y de distinción que queremos ver y disfrutar.

Si nos lanzamos a decorar con antigüedades, es importante comenzar con piezas pequeñas que habrá que ir integrando en el conjunto para que éste resulte armonioso. Crear pequeños rincones, como bodegones, donde exponer algunas piezas.

Un toque antiguo en ambientes modernos y funcionales, pocas piezas pero escogidas con gusto, que ocupen su espacio y lo llenen, pero sin agobiar, que se fundan en el resto de la decoración y a la vez supongan un foco de atención. En definitiva, detalles que distinguirán nuestra casa de las demás proporcionando nuestro toque personal.

Y siempre, siempre, dejar que un experto te acompañe en el proceso, tanto si estás pensando en comprar una pieza antigua, como en decorar tu vivienda como, ¿por qué no? En vender tu piso para cambiar de zona o porque ahora quieres espacios abiertos, jardín o terraza. Si algo hemos aprendido en estos meses difíciles que nos ha tocado vivir es que nuestro hogar es una parte fundamental de nuestro día a día y quizá lo que antes no nos parecía relevante, ahora es vital…

Desde DN INMO, queremos transmitirte la profesionalidad y saber hacer de nuestros expertos para conseguir la casa de tus sueños o convertir tu antigua vivienda en el sueño de otra persona sin que eso te suponga un problema. Te acompañamos en el proceso de selección de viviendas para ti y de candidatos para comprar o alquilar tu casa, sin que tú tengas que preocuparte por nada. ¡Deja que los expertos te hagan la vida más fácil¡

 

 

 

 

 

 

 


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE