EMPLEO

El Banco de España insta a abaratar más el despido y a moderar sueldos

Entre los ajustes que le quedan pendientes a la economía después de siete años de crisis, el Banco de España insiste en actuar sobre todo en el mercado laboral

Luis María Linde, gobernador del Banco de España.

Efe
04/06/2016 a las 06:00
  • COLPISA . MADRID
Entre los ajustes que le quedan pendientes a la economía después de siete años de crisis, el Banco de España insiste en actuar sobre todo en el mercado laboral. Y recomienda hacerlo en la senda marcada por las dos últimas reformas del modelo de trabajo: recortando las indemnizaciones en los contratos fijos y ahondando en la reducción salarial que se ha aplicado sobre los trabajadores. Aunque a corto plazo puedan resultar chocantes, según reconoce indirectamente en su argumentación, este tipo de políticas son las que "tienden a intensificar los efectos beneficiosos" para una economía que, desde el punto de vista macro, sigue creciendo. El informe anual de 2015 del regulador dedica un amplio capítulo a determinar las actuaciones que el Gobierno debe llevar a cabo en materia laboral en varias dimensiones. La más relevante es en la que insta a evitar la dualidad entre contratos indefinidos y temporales. El Banco de España indica que para "potenciar" los puestos de trabajo fijos se debe "evitar que una excesiva protección" de esta modalidad de contratos "acabe desincentivando la creación de puestos estables". Esto es, que se rebaje el coste del despido para los fijos, una cuantía que ya ha sido recortada desde los 45 días por año trabajado hasta los 33 en los improcedentes, mientras que los despidos objetivos se abonan 20 días por año.

Una mayor recuperación del mercado laboral también llegará, a juicio del regulador, con otra fórmula habitual: el recorte de los sueldos. El propio Linde explica en la presentación del informe que es necesario "adecuar los salarios a las condiciones específicas de las empresas". Esa adaptación supone "reforzar la flexibilidad interna" en línea con lo que está ocurriendo en Europa. Aunque en un primer momento este tipo de medidas pueden suponer un impacto en el Producto Interior Bruto (PIB) del país, como reconocen algunos de los estudios incluidos en el informe, los efectos a medio y largo plazo son beneficiosos, a juicio del supervisor. Por ello, todo lo que "potencie el ajuste de los costes" tenderá a "intensificar los beneficios de la devaluación interna" que vive España. De hecho, Linde anticipa que todo este proceso de moderación de salarios o reducción de los importes que se cobran "dista de haber concluido".

Al abaratamiento del despido y el recorte de salarios, la institución aporta una tercera fórmula para que la tasa de paro regrese a niveles medios europeos frente al 20% actual: modificar las partidas presupuestarias del Ministerio de Empleo para incrementar la formación y recortar las ayudas públicas a la contratación. En el primer caso, el Banco de España recomienda "incrementar los recursos en políticas activas por desempleado", relanzando la formación y la orientación, como en el resto de Europa. Indirectamente reconoce la incapacidad de los servicios públicos de empleo para encontrar trabajo, por lo que deben ser "modernizados". Y critica veladamente algunas de las medidas que el Ejecutivo puso en marcha la pasada legislatura, como la tarifa plana por la que las empresas pagaban 100 euros en cotizaciones durante los 24 primeros meses de los empleos indefinidos. Estas iniciativas que incentivan la contratación tiene "un peso elevado" en la legislación; pero añade que "su efectividad suele ser limitada".


VIENTOS DE COLA EN RETROCESO

El informe del Banco de España también constata que la recuperación económica puede tener los pies de barro. El regulador indica que los factores externos que han acompañado la evolución de España en 2015, como las políticas del BCE, el bajo precio del petróleo o la depreciación del euro, supusieron alrededor de 1,1 puntos de crecimiento adicional con respecto al 3,2% registrado. Luis María Linde recuerda que ya se descuenta "un agotamiento progresivo de algunos de estos factores temporales", lo que provocará una "moderación" del crecimiento en los próximos meses. La advertencia llega tras valorar positivamente las reformas estructurales emprendidas desde 2010, pero apuntando a la vez los riesgos futuros. Entre ellos, las "incertidumbres políticas", que son las que pueden "incrementar las dudas en torno al futuro de las políticas económicas y el desarrollo de las reformas necesarias" para que España pueda seguir la senda de la mejoría.
06/03/21-10/16
Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra