AUTOMOCIÓN

El último PIVE tiene gasolina para otros 78.000 coches en dos meses

Industria aún dispone de 58 millones de euros tras haber tramitado ya 220.000 expedientes desde que se pusiera en marcha la ayuda hace un año

Un cliente prueba un coche en un concesionario

Un cliente prueba un coche en un concesionario

JOSE CARLOS CORDOVILLA
30/05/2016 a las 06:00
  • COLPISA. MADRID
Restan exactamente dos meses para que concluya la octava edición del plan de ayudas para la adquisición de vehículos nuevos (PIVE) que el Gobierno puso en marcha hace ahora también justo 12 meses. Si el 31 de julio no se han agotado todos los fondos previstos por el Ministerio de Industria para fomentar la renovación de coches con más de 10 años, el Gobierno paralizaría el programa, tal y como establece el decreto que lo aprobó. Sin embargo, no parece que la Administración vaya a ahorrarse el dinero que sobre porque no haya demanda suficiente. A día de hoy, cuenta con fondos suficientes como para subvencionar la compra de otros 78.000 vehículos durante junio y julio, según fuentes de Industria. Se trata de una cifra "razonable", apuntan agentes del sector, a tenor de cómo están evolucionando las ventas en estos primeros meses, con un alza del 10% hasta abril. Es decir, que se agotará el dinero disponible -los 225 millones de euros presupuestados- prácticamente al mismo tiempo que concluya el plazo temporal estimado en 14 meses para el PIVE 8. Eso sí, "se prevé que haya fondos suficientes para llegar al 31 de julio", indican en el ministerio.

Cuando el Gobierno activó este programa ya advirtió que posiblemente se trataría de la última oportunidad para fomentar la adquisición de vehículos con ayudas públicas, cosa que viene haciendo desde que en octubre de 2012 aprobó el primer PIVE. En estos últimos 12 meses se han abonado 135 millones de euros del presupuesto inicial, correspondiente a los 180.000 vehículos que, según Industria, ya se han acogido a este plan.

Otros 42.000 expedientes se encuentran en proceso de revisión. Esto es, que los conductores han solicitado la ayuda pero el IDAE (Instituto para la Diversificación y el Ahorro Energético), el organismo encargado de los trámites ante Industria, se encuentra analizando los datos para verificar que cumplen los requisitos. En este estadio se encuentran otros 31,5 millones de euros que, sumados a los 135 millones ya abonados, supondrían un montante total de 166,5 millones: el 74% del dinero presupuestado por las arcas públicas para este programa.

Se trata de la cuarta parte de la cuantía estimada que aún se encuentra sin gastar, pendiente de que se formalicen las compras de vehículos necesarias para abonar los 58,5 millones de euros en manos de Hacienda. El PIVE 8 cuenta con una característica diferente a la del resto de planes anteriores: la subvención alcanza los 750 euros por vehículo, una cantidad que puede ser duplicada por las marcas, frente a los 1.000 euros que se otorgaban antes para este mismo fin. De esta forma, los casi 60 millones de euros que restan por gastar permitirán la adquisición de 78.000 coches. Las estimaciones de Industria calculaban que serían finalmente 300.000 los coches que se beneficiarán de este programa. Será el que más unidades incluya, por el efecto de la disminución de la cuantía de la ayuda, frente a los anteriores. Entre los PIVE números 1 y 6 se formalizaron 708.000 subvenciones, sobre todo concentradas en 2014, cuando 350.000 conductores accedieron al plan. La séptima edición atrajo a 175.000 vehículos. Y con respecto a la octava, unos 150.000 coches entraron en el programa desde mayo a diciembre del año pasado, y otros tantos este ejercicio.

El sector es consciente de que, una vez culmine el PIVE, es poco probable que el Ejecutivo autorice otro programa de ayudas a compras de coches nuevos. Aún así, fabricantes y vendedores siguen demandando líneas para potenciar la renovación del parque a través de deducciones en el mercado de vehículos de ocasión, que está creciendo a un ritmo del 17% en lo que va de año.

INSPECCIONES EN 13 MODELOS

Por otra parte, el Ministerio de Industria mantiene en vigor la campaña de ensayos que inició a principios de año para comprobar el nivel de emisiones de los 30 vehículos más vendidos de España, y todo a raíz del escándalo de Volkswagen. Por ahora se han realizado pruebas en 13 vehículos, a los que se ha sometido a una "importante cantidad de ensayos tanto en laboratorio como en circulación", según apuntan desde el Ministerio de Industria. Este departamento está usando básicamente los coches más vendidos procedentes de las casas de alquiler para las pruebas. Una vez analizados los primeros resultados -en Francia ya se han dado a conocer algunas incoherencias entre lo que decían emitir y los datos reales registrados-, proseguirá la campaña con los 17 modelos restantes, previsiblemente hasta finales de año.
Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra