Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Entrevista
Consultoría de diseño

BigD, el diseño estratégico como clave para llegar a la innovación

“La innovación es la intersección entre la tecnología, las necesidades de las personas y el modelo de negocio”, afirma Adrián Larripa, fundador y director de esta consultoría

foto de una oficina de bigd en una pared con post it en un proceso de innovación

Cedida
foto de Adrián Larripa, fundador y director de bigD

Adrián Larripa, fundador y director de bigD.

Cedida
Actualizada 22/02/2017 a las 09:48

Cuando era niño, sus padres le apuntaron a él y a sus hermanos a clases de dibujo. Le encantaban. En esa actividad de su infancia encuentra hoy Adrián Larripa la explicación de su pasión por el diseño y la creatividad que ha marcado el camino por el que ha dirigido sus pasos. Y también sus hermanos.  Ellos hoy son arquitectos y él es ingeniero de diseño industrial y ha hecho un máster en el Politécnico de Milán de Diseño Industrial e Innovación. Con solo 24 años, fue el fundador de Larripa Studio en 2013, una consultoría de diseño de producto e innovación especializada en Design Thinking, que recientemente ha evolucionado y ha pasado a denominarse bigD.

 

El nuevo nombre hace referencia a un término que se emplea en ámbitos del diseño y que hace referencia al nuevo papel estratégico que debe jugar el diseño para conseguir la innovación en las empresas y organizaciones. “Ha sido una evolución natural. Antes la empresa se llamaba así porque empecé yo solo, pero ahora somos un equipo que es la herramienta para buscar el éxito del cliente, mediante una metodología y el trabajo colaborativo. bigD representa un nuevo enfoque del diseño, una visión holística que involucra en la solución de los problemas a todos los stakeholders de un proyecto para conseguir innovar y la viabilidad de ese producto o servicio a través del diseño”, explica Adrián Larripa, CEO de bigD.

 

ADRIÁN LARRIPA

Puesto:
fundador y CEO de bigD
Fecha de nacimiento: 10/04/1989
Formación:  
Ingeniero en Diseño Industrial por la Universidad de Zaragoza
Trayectoria profesional:
Fredrikson Stallard (Londres); Global Design Lab de 3M en Milán. Cofundador de Paco Design Collaborative. Profesor Asociado en la Universidad de Navarra y Creanavarra.  
Linkedin

A sus 27 años, dirige a una joven plantilla (la media de edad está en 26 años) compuesta por seis ingenieros y diseñadores, todos ellos con trayectoria internacional y experiencia docente. “Son jóvenes con talento que han viajado y conocen las distintas facetas del diseño en el extranjero, que está más avanzado que aquí. Hemos creado un equipo en Pamplona que está a la altura de otros estudios de diseño a nivel internacional”, añade con orgullo Larripa, quien también cuenta con experiencia internacional en Suecia, Londres o Milán y es profesor de Tecnun de la Universidad de Navarra y de Crea Navarra.

 

Esa faceta docente se trasluce en su forma de explicar los procesos de innovación y las metodologías. Enseguida coge un folio y dibuja esquemas y mapas conceptuales de lo que está contando, con una cadencia pedagógica al hablar que invita a preguntar cualquier punto que no haya quedado claro. Y admite que tener que dar clase “te obliga a estar en constante aprendizaje y actualización porque todo lo relacionado con el diseño cambia muy rápidamente”. Y es que nada hay más relacionado con el cambio que la innovación, que Larripa define como “la intersección entre la tecnología, las necesidades de las personas (tanto funcionales como estéticas) y el modelo de negocio”.

 

¿El diseño industrial ha pasado de estar centrado en el producto a abarcar otras áreas estratégicas de la empresa o eso solo ocurre en empresas pioneras?

Cada vez más el diseño está pasando de operacional a nivel estratégico en las empresas y esto se debe a que los ciclos de los nuevos productos y servicios se acortan, el mercado demanda cada vez más que las marcas renueven su oferta de forma rápida, las tecnologías cada vez permiten mayores avances e incrementan su valor en ciclos de tiempo más cortos y el consumidor se vuelve mucho más exigente con todo, con los productos y servicios y, en consecuencia, con la experiencia. Además, estamos en un momento en el que hay conviviendo en el mercado cuatro generaciones distintas. Todo esto hace que el entorno en el que trabajan las empresas sea muy complicado ya que el producto funcione ya no es un factor diferencial frente a la competencia porque todos funcionan muy bien, la estética tampoco pues prácticamente todas tienen cubierta esa parte. La próxima diferenciación viene por la experiencia de marca y la experiencia de usuario, lo que implica diseñar productos y servicios cocreados teniendo en cuenta al consumidor y en los que todos los elementos de la marca estén interconectados. El diseño estratégico permite, mediante un pensamiento sistémico y un enfoque holístico,  solucionar problemas complejos, identificar oportunidades innovadoras, evaluar las alternativas y ayudar a tomar decisiones para conseguir un modelo de negocio viable en el mercado.

Abarcar estas nuevas competencias o requisitos requiere que los diseñadores estén en continua renovación y aprendizaje porque tienen que trabajar con nuevos modelos de negocio, planes estratégicos, próximas tendencias, las últimas tecnologías… y nos obliga a estar inmersos en un proceso de innovación y aprendizaje continuo.

 

¿Qué ofrece bigD diferente a lo que puede aportar un departamento de innovación o diseño de una empresa?

Principalmente, la visión desde fuera de la empresa. Además, al trabajar con proyectos muy distintos y para sectores dispares tenemos una visión más transversal de la industria, que puede ser complementaria a otros sectores. Innovaciones que hemos visto que están sucediendo en un sector pueden trasladarse otro. En cada proyecto, estudiamos y nos empapemos de todo lo que pasa en esa industria, en el sector, en las últimas tendencias… y así se configura un conocimiento en torno a varias áreas que puede ser interesante para nuestro cliente y que, seguramente, su departamento no tenga. Por otra parte, hay empresas que están acostumbradas a trabajar en silos y los diferentes departamentos no se suelen relacionar entre ellos porque están centrados en sus trabajos. De esta forma se pierden posibles colaboraciones tangenciales o proyectos que pueden realizar conjuntamente y nosotros con nuestra metodología de trabajo lo conseguimos.

En Navarra estamos viendo que las grandes empresas se están interesando por el tema del diseño y cada vez es mayor esa curiosidad por el diseño vinculado a la innovación.

 

¿Qué proyectos han realizado y en qué sectores suelen trabajar?

Tuvimos la suerte de empezar trabajando en el diseño de un producto industrial para una empresa navarra IED Greenpower, una luminaria para el interior de los aerogeneradores que debía tener unas condiciones técnicas muy complicadas de inflamabilidad, eléctricas… y tuvo bastante éxito. También hemos diseñado y exportado un producto a Dubai relacionado con el tema de las Smart cities. Se trata de la Smart palm, unos puntos inteligentes de información que se han colocado en el centro de la ciudad de Dubai que ofrecen wifi, distintos servicios para los turista, recarga de dispositivos y que funcionan mediantes placas solares.

Para Imat, que es una empresa de mobiliario de Vitoria que fabrica bancadas para aeropuertos y es líder mundial en su mercado, hemos diseñado un sistema para cargar dispositivos bajo los asientos. También hemos realizado colaboraciones con Dynamobel, una empresa de mobiliario de Pamplona para la que llevamos a cabo una investigación para una oficina colaborativa y para la visualización de futuros productos. Estos últimos años hemos trabajado de forma intensa con Oblow, un dispositivo para ayudar a reducir el estrés mediante la respiración.

 

¿Con qué clientes ha trabajado bigD?

Dynamobel, Imat Mobiliario y Diseño, Comansa, IED Electronics, Imetec, D Idea Media, Chicco, Velites Sport, LQTAI, Sumelec, APM Prevención, Luma, NoiseLab, BlackBinder, IED Greenpower, la Universidad de Navarra, la Sociedad Española de Radiología, Naweco… Somos una empresa joven pero ya hemos realizado un buen número de proyectos y para diferentes empresas. Eso nos ha permitido seguir creciendo año tras año. El año pasado crecimos un 40 % y este año esperamos repetir la misma cifra.

 

La metodología que utilizan es el Design Thinking, ¿cómo explicaría qué es a alguien que no lo conozca?

Es una forma de pensar y de actuar que va mucho más allá del diseño, no es solo para diseñadores. Es una metodología de trabajo que busca soluciones innovadoras partiendo de las necesidades que tienen las personas. Primero se identifica qué problemas latentes tienen los consumidores u organizaciones y, en función de eso, a través de un proceso creativo divergente, se investiga qué posibilidades o perspectivas pueden surgir hasta llegar a unas conclusiones y a la generación de nuevas oportunidades que antes no estaban ahí y que permiten que a la hora de seleccionar opciones puedas elegir las más diferentes para llegar a la innovación.

 

 

¿Cómo se trabaja ese proceso divergente? ¿con metodologías o es algo más intuitivo?

Se trabaja desde un paso más atrás y así se ven opciones que antes no había. Se realiza una investigación para ver si realmente hay una oportunidad de diseño, si existe ese problema en las personas, cómo lo perciben… y toda esa información luego se incluye en el proceso de diseño para desarrollar la solución. Es un modelo que se llama el Double Diamond. La parte de empatía del Design Thinking de identificar problemas reales es la que permite crear soluciones que luego sean viables en el mercado.

En cuanto a la metodología, la innovación puede ser sistemática, se puede seguir una serie de pasos para llegar a ella, no es algo ambiguo. Obviamente comporta riesgos pero sí que hay una serie de etapas y pasos que puedes dar para desarrollar proyectos innovadores. Esto requiere mucho trabajo de formación previa al cliente al comenzar los proyectos, de explicarle cómo vamos a trabajar, qué vamos a hacer, cómo serán los resultados, las estrategias...

 

¿Y cómo se lo toman los clientes?

A veces con escepticismo, pero es que estamos en un entorno en el que la cultura del diseño es muy poca y menos aún la del diseño estratégico. Despierta mucho interés porque ven que es algo novedoso e importante aunque les cuesta entender cómo encajarlo en su empresa. La clave, como en la mayoría de las ventas, está en generar confianza, en mostrarles nuestra trayectoria profesional, los resultados que hemos obtenido en otros proyectos, explicarles el proceso de trabajo… Por eso con el nuevo cambio de imagen corporativa hemos enfocado un poco más la tipología de clientes hacia empresas que pueden afrontar proyectos de innovación más ambiciosos e invertir más en I+D.

En otras partes del mundo y en las grandes empresas, consideran el diseño estratégico como una de las claves para la innovación y la creatividad como una de las aptitudes más importantes para los directivos, pero en Navarra, y en general en España, la falta de cultura de diseño que tenemos se une a una incertidumbre que está asociada a una mentalidad poco abierta, que está muy ligada al hecho generacional.

 

¿Las nuevas generaciones tienen una mentalidad más abierta para el diseño?

Sí. Estamos viendo que en mucha empresa familiar de mediano tamaño en Navarra los relevos generacionales son gente que llega con una cultura más innovadora, quizás no tanto en cuanto al diseño, pero saben que la forma en la que te comunicas con el cliente, la estética del producto, la usabilidad o la experiencia de su oferta y de su marca son relevantes. Pero a veces ocurre que llevan las nuevas ideas a la gerencia, a sus padres, y estos no lo ven. Esa generación que viene y que algún día asumirá el mando de las empresas familiares sí es consciente de la importancia del diseño estratégico, aunque no sepa bien cómo encajarlo, cómo conectarlo con otros departamentos, cuál es el retorno de la inversión, cuáles son las metodologías... pero saben que existe y es necesario.

 

 

BIGD

  • Actividad: Diseño e innovación
  • Sector: Industrial y servicios
  • Año de Fundación: 2013
  • Dirección: Avda. Pío XII, 1 torre III of. 3e  Pamplona (Navarra)
  • Web: www.bigd.es
  • Empleados: 6 empleados
  • Twitter: @bigD_Design
 
Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra