Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Entrevista
Electrónica

Electrónica Falcón: 40 años en la vanguardia tecnológica y apostando por la I+D

Esta empresa de Peralta, especializada en el diseño, fabricación y montaje de equipos electrónicos, emplea a 140 trabajadores y tiene 18 millones de euros de facturación

foto de Yolanda Falcón, directora ejecutiva de Electrónica Falcón

Yolanda Falcón, directora ejecutiva de Electrónica Falcón.

E.S.
Actualizada 27/01/2017 a las 09:06
  • Edurne Suberviola

El pasado noviembre, Electrónica Falcón celebró el 40 aniversario de su fundación y lo festejó con sus 140 trabajadores en sus modernas e impolutas instalaciones del polígono industrial Escopar de Peralta. Muy atrás quedan hoy los inicios en los que el matrimonio formado por Jesús Falcón y Mª Teresa Goñi comenzó a trabajar, en los bajos de su casa, montando y soldando a mano componentes y circuitos de formato clásico para las máquinas expendedoras de Azkoyen, sin ningún conocimiento electrónico previo. 40 años después, es una de las empresas más importantes de diseño, fabricación y montaje de equipos electrónicos a nivel nacional y cuenta con una facturación de 18 millones de euros, que supone un 20 % de crecimiento.

 

En la actualidad, trabaja para más de 50 empresas de sectores tan diferentes como vending,  ferrocarril, energía, medicina, telecomunicaciones, línea blanca, elevación, maquinaria industrial… y entre sus clientes más importantes se encuentran grandes compañías como Azkoyen, General Electrics, Gamesa, Orona o CAF.

 

YOLANDA FALCÓN

Puesto:
Directora ejecutiva de Electrónica Falcón
Fecha de nacimiento: 27/11/1977
Formación:  
Ingeniería Industrial, especialidad Administración y organización de empresas, e Ingeniería Técnica Industrial, especialidad Electricidad
Trayectoria profesional:
2001-2003, adjunta al director de Producción de Electrónica Falcón. 2004-Actualidad. Directora ejecutiva
Linkedin

“Al mes fabricamos más de 300.000 tarjetas y equipos electrónicos y contamos con más de 10.000 referencias que se van ampliando continuamente porque tenemos una media de cinco productos nuevos a la semana”, detalla Yolanda Falcón, directora ejecutiva de Electrónica Falcón, segunda generación de esta empresa familiar junto a sus hermanos David y Edurne, que también trabajan en el negocio creado por sus padres.

 

Ya de pequeña jugaba con las resistencias de las placas base y con los transistores de los circuitos que montaban sus padres y, conforme fue creciendo, tuvo claro que lo suyo eran los conocimientos técnicos. Así que, tras estudiar Ingeniería Técnica Eléctrica hizo Ingeniería Industrial de Organización y Administración de Empresas, se incorporó a la empresa familiar, primero como ayudante del director de Producción y luego del de Calidad. “Estuve dos años aprendiendo lo que es el día a día y después comencé a ayudar a mi padre como directora general, en 2003”, relata Falcón, que en 2012 fue premiada por AMEDNA como Empresaria Navarra del año y que, desde 2004, es la directora ejecutiva de esta empresa cuya plantilla cuenta con un 70 % de empleadas.

 

Yolanda Falcón describe con un orgullo difícil de esconder el proceso de crecimiento que ha vivido la empresa, situada desde su origen en la vanguardia tecnológica: “En Electrónica Falcón hemos sido punteros en tecnología siempre, desde que mis padres empezaron hace 40 años, porque entonces apenas había nada electrónico y tuvieron que aprender una tecnología nueva por su cuenta. Probando, fallando, autoformándose, leyendo los manuales de instrucción de las nuevas máquinas que compraban, enseñando ellos mismos a sus empleados… La diferencia es que ahora la tecnología va más rápida, hay que estar muy atentos y se necesitan mucho más recursos para hacer ese seguimiento”.

 

Para poder ser pioneros tecnológicamente, la empresa apuesta firmemente por la I+D, ¿qué inversión y equipo destinan a la investigación?

Por nuestra tipología de empresa, necesitamos invertir continuamente para estar en la vanguardia de la tecnología. La inversión planificada para este año 550.000 euros en maquinaria y 200.000 en I+D. Tenemos un departamento formado por 10 ingenieros que se dedican a investigar. No solo trabajamos para nuestros clientes sino que también realizamos algún desarrollo interno propio. Hemos realizado un proyecto de iluminación, ahora estamos desarrollando uno de domótica para controlar diferentes elementos de la casa desde el móvil (música, luz, persianas, calefacción, aire acondicionado, alarmas, vídeos…) y estamos comenzando otro de sistemas embebidos.

 

Electrónica Falcón tiene cuatro líneas de negocio: I+D de desarrollo de software, hardware e ingeniería de test; fabricación de placas electrónicas; montaje de equipos mecatrónicos y mantenimiento y optimización del producto. ¿Cuáles son las más importantes?

La de diseño y la fabricación tanto de tarjetas como de mecánica.  El 50 % de las tarjetas o placa base va ensamblado en un equipo mecatrónico, que puede contener 4 o 9 tarjetas conectadas entre sí. Fabricamos el elemento completo que es el equipo final, incluso el embalaje es el del cliente, ya que muchas veces hace de almacén distribuidor porque nosotros somos su fábrica. Y otras veces fabricamos subelementos que van dentro de una máquina más compleja.

 

La parte de mantenimiento es un servicio que damos a los clientes que pasan por fabricación y diseño porque, como el sector cada vez está más especializado, para algunas empresas es muy difícil mantener el conocimiento dentro de sus instalaciones. Si no estás en el día a día de la electrónica o tienes un equipo muy válido que está continuamente formándose, no se puede saber cuáles son los componentes que más se están moviendo, cómo van los plazos de compra de dichos componentes, ni puedes estar informado de las nuevas tecnologías de fabricación. Entonces, el mantenerse actualizado es muy complejo para el cliente final así que ellos se centran en su producto, que es en lo que son expertos, y la parte electrónica nos la dejan a nosotros que, por nuestra experiencia y conocimientos, somos quienes más les podemos aconsejar.

 

Esto requiere un gran conocimiento del cliente, tanto de su producto como de su fábrica, incluso.

Sí. Somos parte del cliente, como su Departamento de Electrónica. El contacto con el cliente es diario y, además, interdepartamental porque no pasa toda la información por el departamento de Ventas, sería una locura por la cantidad de datos. La oficina técnica habla directamente con la oficina del cliente, I+D y calidad también… se trabaja en paralelo porque el contacto es continuo.


¿En qué consiste la ingeniería de test?

El 100% de los productos que fabricamos se testea al final de la fabricación, aunque también hay algún test intermedio de proceso. Se realiza una prueba funcional para comprobar que el producto es correcto antes de que salga de nuestra fábrica. Se testean las tarjetas pero cuando luego pasan a la sección de mecatrónica, una vez son ensambladas, se hace otro test, incluso, en cámara climática, con condiciones de temperatura y humedades extremas; o un test de rigidez dieléctrica, que consiste en someter al equipo a una sobretensión para ver si está bien diseñado y se produce o no un cortocircuito entre las chapas, para ver si deja de funcionar o por si puede llegar a correr riesgo una persona.

 

¿Qué facturación y crecimiento obtuvieron en 2016?

Hemos alcanzado los 18 millones de euros, que respecto al 2015 supone un crecimiento del 20 %. En 2011, facturamos 14 millones pero llegó la crisis, sobre todo en 2012 y 2013, y bajamos a 10,5 millones. Pero desde 2014 hemos vuelto a crecer y vamos recuperando más o menos un 20% al año. Las previsiones para 2017 son seguir creciendo un 5%, de una forma más moderada porque los últimos años han sido de un crecimiento alto, pero controlado.

 

La pérdida de clientes les llevó a un ERE temporal.

No perdimos ningún cliente, lo que pasa es que ellos lo pasaron bastante mal con la crisis y perdieron pedidos. Nosotros tenemos un 10% de exportación (principalmente a Hungría, Polonia y Estados Unidos, algo a Francia y un poco a China) pero nuestros clientes un 90% y no estaban recibiendo encargos del resto de países. Estaba todo parado. Pero un año después se reactivó el sector y se fue aumentando la producción, los clientes se recuperaron y salimos de la crisis. Fueron unos años muy difíciles y tuvimos que hacer un ERE. Fue muy triste porque tuvimos que despedir gente que llevaba mucho tiempo con nosotros.

 

¿Han recuperado puestos de trabajo con respecto a entonces?

Sí, ahora estamos 140 personas en plantilla y llegamos a estar en 103. En pocos años nos hemos recuperado bastante, no solo gracias a los clientes habituales sino porque conseguimos otros nuevos. Así que, en parte, esa mala época nos vino bien porque nos hizo salir fuera y buscar nuevas empresas.

 

¿Tienen pensado ampliar plantilla para este año?

Seguramente sí, derivado del 5 % que estimamos de crecimiento que vamos a tener esperamos contratar a 5 trabajadores. Y, posiblemente, habrá meses que tengamos picos de trabajo en los que tendremos que incorporar 10 personas.

 

Tienen un 70 % de personal femenino. ¿Son las mujeres más minuciosas a la hora de realizar este trabajo?

Sí, en la parte de manipulación manual son más habilidosas y en cuanto a concentración, bajo mi punto de vista, nos concentramos más. A mí no me importaría que se aumentase este porcentaje de mujeres pero no hay forma de encontrar técnicas de FP de Electrónica ni ingenieras. El ambiente que tenemos de trabajo es buenísimo y la gente se preocupa por la empresa y da gusto. Estamos super orgullosos de todos los trabajadores que tenemos. Nosotros hemos crecido pero seguimos manteniendo el espíritu familiar.

 

Electrónica Falcón ha pasado de ser una empresa manufacturera a ser altamente innovadora. ¿Cómo ha sido esa evolución?

Ha sido un proceso de continua autoformación, con la aparición de nuevas máquinas y tecnologías. La compra de la primera máquina de ola o de la línea SMD (Surface Montivel Bait) de dispositivos de montaje superficial fueron auténticas revoluciones porque permitían una mayor velocidad que el montaje manual y aumentaba la calidad porque se evitaban los errores en la colocación de los componentes.

 

Pero ahora las partes manuales no han desaparecido sino que se han ido sumando procesos. A la soldadura y montaje a mano se ha sumado el montaje por ola, el SMD y, después, los rayos X y sistemas cada vez más automáticos. Lo bonito de la fabricación electrónica, lo mismo que en los distintos lenguajes de diseño y programación, es que no han ido desapareciendo sino que se han ido sumando. Mantener los procesos anteriores con calidad y excelencia y, a la vez, estar siempre en la cresta de la ola de las nuevas tecnologías creo que es lo más bonito que hemos conseguido en esta empresa. Aquí todo suma. Y con las nuevas tecnologías que vayan apareciendo ocurrirá lo mismo, por ejemplo, con los circuitos flexibles o la electrónica cuántica que ya se empieza a oír. Serán componentes más potentes que se irán añadiendo para determinadas funcionalidades. Creo que esto es lo bonito de este trabajo, que no paramos de aprender cosas nuevas.

La industria 4.0 ya está aquí, ¿está Electrónica Falcón preparada para hacer frente a estos retos?

Por supuesto, ya llevamos tiempo trabajando en ello y parte de las tecnologías de la industria 4.0 ya las tenemos incorporadas, aunque tienen que desarrollarse cada vez más, no solo en los desarrollos en la parte de I+D sino también en la fabricación y los sistemas de información. Hace ya bastantes años incorporamos las pantallas de seguimiento de órdenes en la planta vía wifi. Toda la parte de gestión de la información interna la tenemos que tener muy optimizada para que no haya problemas y los robots de fabricación llevan desde los años 80 pero cada vez son mejores y más avanzados.

 

El Internet de las Cosas cada vez toma más auge. Nos vienen clientes que quieren incorporar electrónica a cosas que no te hubieras imaginado nunca, pero te lo explican y ves lo interesante que es y que aporta un plus a ese producto. Con la industria 4.0 se multiplican las utilidades.

 

¿Supondrá a su juicio una pérdida de puestos de trabajo?

Yo no creo que haya tanta pérdida de empleo sino más bien transformación. Van a desaparecer los empleos sencillos y los repetitivos. De eso sí que tiene que ser consciente la gente, sobre todo los jóvenes, porque va a marcar su futuro. Hay puestos que van a ser sustituidos por máquinas, pero también aparecerán trabajos más complejos que requerirán conocimientos o habilidades especializados y más técnicos.

 

 

ELECTRÓNICA FALCÓN

  • Actividad: Diseño y fabricación de equipos electrónicos
  • Sector: Electrónica
  • Año de Fundación: 1976
  • Dirección: Polígono Escopar CE N1 Peralta(Navarra)
  • Webwww.electronicafalcon.com
  • Twitter:  @FALCONElect
  • Empleados: 140 empleados
 
Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra